5 de marzo de 2017

El himno y la bandera española dan ganas de vomitar

Un programa de la televisión autonómica vasca, ETB, ha provocado gran polémica entre los medios de la España Una, Grande y Libre, la surgida de la Constitución del 78, última ley del Movimiento Nacional Franquista para dejarlo todo atado y bien atado, por las definiciones que dan algunos famosos de Euskal Herria a la pregunta ¿qué es ser español?
Imagini pentru bandera franquista

En la noche del pasado 8 de febrero, en el programa «Euskalduna naiz, eta Zu?» (Yo soy euskaldún, ¿y tú?) —publicado también en YouTube—, en el que se preguntaba a varias personas conocidas, como actores, cantantes, etc., qué entendían ellos por España y por los españoles.

Dejando de lado algunas de las definiciones que se dieron (fachas, paletos, chonis o progres, entre otras), que pueden representar a parte o gran parte de los españolitos patriotas votantes del PP$OE o anejos (C´s-Podemos), estoy totalmente de acuerdo con dos cosas que se dicen en las entrevistas y que son grandes evidencias que, por serlo, escuecen mucho.

La primera es que el himno de España "da ganas de vomitar". Personalmente, no puedo evitar compartirlo, por motivos fisiológicos claros. No obstante, se trata del himno del fascismo triunfante en la Guerra Civil contra la Republica y la clase trabajadora y el de los cuarenta años de genocidio franquista posteriores, por lo que no puede más que provocar el vómito a cualquier ser humano con un poco de sensibilidad y con ansias de justicia. El fascismo es la peor lacra sufrida por la humanidad en la historia y todo lo que lo recuerde es, obviamente, visceralmente, vomitivo. Y no hablo simbólicamente: son mis intestinos los que hablan.

Imagini pentru felipe y franco
Tres generaciones franquistas: así es
España
Con los mismos argumentos, la segunda afirmación con la que no puedo menos que sentirme identificado es que "la bandera española es asquerosa". Por ser idénticos los motivos, las tripas inevitablemente se revuelven al verla agitarse sobre las cientos y cientos de fosas comunes que en su nombre se cavaron y rellenaron de represaliados. Fue impuesta sobre la sangre de miles y miles de españoles que defendían al gobierno legítimo y luchaban contra la minoría parasitaria que, lamentablemente, sigue chupando hoy la sangre a los españoles después de ya 80 años en los cuales la rojigualda ondea en las instituciones franquistas (durante el franquismo o en el régimen diseñado para darle continuidad durante la Transición) para bien de las sanguijuelas de la clase política y empresarial.

Por mucho que nos quieran vender la moto y nos traten como estúpidos, es evidente que la bandera de la Constitución del 78 es la misma que la franquista, aunque le hayan quitado (tan solo formalmente) el aguilucho.

Lo peor del programa, que tanto pica a los hijos del fascismo, hoy"demócratas de toda la vida" (el que se pica, ajos come, como afirma la sabiduría popular), es que no dice nada de la clase política-empresarial vasca, surgida también de las entrañas purulentas del franquismo y de su herencia vomitivo-democrática, y que vive, igual que la élite española, sobre la espalda del pueblo trabajador vasco, basados en aquel aforismo maquavélico del señorón Arzallus que decía, definiendo sin embargo con certero acierto la situación, que "otros agitan el árbol y nosotros nos comemos las manzanas".

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí lo que declaran algunos que aparecen en el video me desagrada bastante: es fiel reflejo del triunfo del chovinismo nacional vasco frente a cualquier proyecto revolucionario y clasista. Ni que decir tiene que los nacionalsocialdemócratas de Bildu lo han apoyado sin ambages.

Los comunistas decimos "ni guerra entre los pueblos ni paz entre las clases": exactamente lo contrario de lo que se expresa en este video.

Sade

JL F dijo...

Tienes razón, pero aparte de eso, a mí la bandera franquista (la actual) me provoca malestar general y vómitos, y en eso tienen razón. La bandera legítima de España nunca será la bandera del franquismo.

Saludos

Emilio Manuel dijo...

No pretendo ser más radical que nadie, teniendo en cuenta que soy andalú y estoy casado con una choni y pese a que ya estamos entrados en años no somos nada conservadores, por eso voy a opinar sobre lo que a mi me parece la bandera y el himno "españó", el cuanto a la bandera solo decir que tanto esta, la Española, como las del resto del mundo, incluida la de Euskadi, son simple y llanamente un cacho de trapo con colores y sobre el himno, como casi todos los himnos es una marcha militar que se utiliza para enervar a las mazas, me gusta más Beethoven o Mozart, pero ya estoy viendo a la tropa sentada en el suelo escuchando esa sublime música.

Pese todo lo anterior, me encanta Andalucía y Granada, mi ciudad, por cierto, ciudad Universitaria y con una historia que ya la quisiera muchos países del mundo, igualmente no quiero salir de la república independiente de mi casa, aunque por desgracia tengo hijos fuera de aquí. Querer enfrentarnos por chorradas como la bandera, el himno, el lenguaje, y demás aditamentos, es la mayor gilipollez que los seres humanos que vivimos en un territorio se puede hacer, pese a ello siempre alguno algunos líderes que lo intentan y otros capullos que les siguen.

De todos modos el tema está claro, siempre es bueno mirar hacia atrás y ver que hay alguien más rezagado que tu, y en una España insolidaria y en la inopia, Andalucía juega ese papel.


Saludos

Juli Gan dijo...

No sé qué vídeo habrá visto Sade, pero, por desgracia, la pusilánime EITB, esa que guarda la cabeza en el ala del pajarito, que su símbolo, ha cometido el error de borrar íntegro el programa, de 60 minutos, y, lo que circula por ahí es una condensación interesada de 10 minutos. Por si acaso, sacan sólo lo que les interesa, y, ya que estamos, son cicateros hasta en la traducción, porque escuchando a Joseba Apaolaza, sobre lo que dice, la traducción omite que él recordaba haber leído un chiste en internet, a raiz de las últimas elecciones, esas que ganó el PP de la corrupción, sobre que España se llama así porque Mongolia ya estaba cogido. La traducción se guarda lo de que es un chiste de internet y que salió a raíz de las elecciones. No sé lo que habrán visto de este programa, pero esos diez minutos elegidos con un oscuro objetivo tienen una intención muy clara de que el personal se entretenga con gilipolleces.

JL F dijo...

Lo cierto es que también muchos españoles piensan lo mismo de otros, de los casposos, de la caverna, etc... ¿Por qué el que los vascos lo digan es antimarxista? El problema, como dice Juli Gan, es que se subrayan las tonterías para evitar que nos centremos en lo importante: la bandera de España actual es un trapo, sí, pero un trapo que representa la dictadura, el genocidio y que simboliza como ningún otro trapo un país que todavía sigue sembrado de fosas comunes olvidades, despreciadas y sobre las que los diferentes gobiernos de Madrid y autonómicos se rién, bailan y celebran la Victoria de la minoría sobre la mayoría. Y en eso, estoy totalmente de acuerdo con el video de la ETB (además de que también pienso que la descripción que hacen representa muy bien a muchos españoles y, por cierto, también a muchos vascos). En todo caso, lo peor del caso ha sido que la propia ETB ha terminado retirando el video, mientras la mayoría de programas para chonis, fachas y casposos de todas las autonomías (ese engendro territorial franquista) de la España Una, Grande y Libre, siguen emitiendo sin que los progres ni los fachas se echen las manos a la cabeza y, ni mucho menos, se indignen por las opiniones vertidas por los payasos de la farándula nacional (o abertzale).
A mí la bandera y el himno franquistas (o demotrágicos) me dan ganas de vomitar. No porque lo diga la ETB, sino porque me sale de dentro, de muy dentro.

Saludos Rojos

Piedra dijo...

Yo estoy bastante de acuerdo con Emilio, (¡Hola paisano!), hay que repudiar la bandera por motivos evidentes, pero el resto de banderas son igual de rechazables, porque todas representan en esencia una misma cosa. Y con los himnos, tres cuartas de lo mismo.
Hay muchos "independentista" que solo prefiere un amo de su región, en lugar de realmente liberarse de los explotadores, morir por SU bandera, emocionarse con SU himno, pero no se para a pensar que nada es suyo, todo es de ellos, eso si, gracias a él y a muchos como el.

Saludos.

JL F dijo...

Pues yo si que creo en que los trapos significan algo; no solo los trapos, sino también una cruz, una esvástica, una paloma, y muchos otros. Otra cosa es que también sirvan para manipular, pero no es lo mismo ver una bandera republicana, un trapo en definitiva, que te puede dar igual, o ver la bandera que representa un pais que es en realidad un cementerio lleno de cuerpos represaliados. Esta no te puede dejar indiferente.

Tampoco es lo mismo, al menos en mi caso, ver la bandera soviética o ver la bandera rusa actual. Cada una simboliza algo, en este caso lo opuesto; la primera, a pesar de todas las críticas que se puedan hacer a la URSS, moviliza y emociona porque fue y es la bandera de la clase trabajadadora y de la lucha contra la explotación; la segunda es la de la restauración de la explotación. No pueden ser lo mismo, simplemente un trapo.

En todo caso, y a pesar de que esos "trapos" sean utilizados tambien para manipular, sigo diciendo que se trata de algo fisiológico: la bandera rojigualda, con o sin aguilucho, provoca nauseas. En eso estoy de acuerdo con las entrevistados en ETB.

Saludos

Rafael P.S. dijo...

Bueno, coincido al ciento por ciento con lo escrito por JL. Y, desde luego, coincido con el lema tan recordable de "ni guerra entre pueblos...". En cuanto a los paisanos Emilio y Sade, las banderas son mucho más que trapos y colores, pues su simbolismo va más allá de un signo identitario de colectivos, naciones y Estados: por muchas enseñas se ha muerto, pero por otras, entre ellas la rojigualda, se ha ASESINADO impunemente y bajo ella se sigue escupiendo día sí y día también sobre la verdadera Memoria Histórica. Sin embargo, mi queridísima Arbonaida con estrella roja en medio sí me identificará siempre con una andalucidad revolucionaria y soberanista.

Una cosa más le digo a Emilio: Granada es importante por muchos motivos y me gusta no poco, pero sin mi Córdoba natal, Patrimonio de la Humanidad, no se entiende la Historia de la Península Ibérica y, de acuerdo con Toynbee, es una de las cinco ciudades del mundo con Destino.

Saludos rafaelianos y un poco senequistas, que no con malafollá.

Rafael P.S. dijo...

Y gracias anticipadas por la publicación de mi comentario.

P.D.: Saludos, por supuesto, a mi siempre estimada Vasca Saltarina.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...