21 de octubre de 2017

Red de Blogs Comunistas: Solidaridad con el pueblo catalán !Viva el internacionalismo proletario!

Los últimos acontecimientos en Cataluña, a saber, la Marcha sobre Barcelona del pasado 8 de octubre y los recentísimos encarcelamientos de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, dirigentes populares catalanes, ponen aún más a las claras, si cabe, la aceleración de la deriva autoritaria y fascista en que se ha embarcado el régimen del 78 tras el referéndum de 1 de octubre. El envío a prisión por la Audiencia Nacional, órgano judicial heredero del Tribunal de Orden Público franquista, de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart es el ejemplo más candente de que el Estado monárquico-fascista español ni respetará la voluntad democrática del pueblo catalán de constituirse en República, ni tolerará pacíficamente la de las clases explotadas de liquidar la abyección borbónica impuesta por la dictadura fascista en julio de 1969.

La suspensión de la autonomía catalana sobre la base del artículo 155 de la Constitución del 78 puede ser un hecho en breves horas. Ante esta situación previsible, la tarea de todos los comunistas del Estado y de todas las fuerzas auténticamente democráticas es responder, soslayando cualesquiera divergencias podamos mantener, con una gran ola unitaria de solidaridad con el pueblo catalán y nuestros hermanos de clase de la futura República catalana. Por ello, la Red de Blogs Comunistas (RBC) expresa públicamente su rechazo a la represión desatada por un régimen cuya legitimidad se ha extinguido ya en Cataluña y cuya existencia en el resto del Estado sólo pretende perpetuar los privilegios, corrupción y despotismo de los herederos ideológicos y de clase de los fascistas del 36.

Nuestro deber, como comunistas, es defender el derecho a la autodeterminación de los pueblos, como nos enseña el gran Lenin. En consecuencia, apoyamos al pueblo catalán en su justa lucha por construir la República catalana, a la vez que abogamos por el pleno protagonismo y la firme dirección de las clases trabajadoras en el seno de dicha lucha, única garantía de una nueva sociedad libre de opresión y explotación.

¡Ni un apoyo al régimen del 78 y a los partidos dinásticos en las filas de la clase obrera española!

¡Toda la solidaridad de la clase obrera española con Cataluña!

¡Visca Catalunya Lliure!

¡Viva el internacionalismo proletario!


RED DE BLOGS COMUNISTAS (RBC)

20 de octubre de 2017

Banderas Rojas (Eina-Bolchevique)




Presentamos "Banderas Rojas", primer video musical del nuevo "Bolchevique" de Sabotatge produccions, en homenaje al Centenario de la Revolución de Octubre, que se cumple ahora, pero utilizando también imágenes de la represión que sufre el pueblo catalán por la policía y el gobierno español.

La letra, en español a continuación, son versos extraídos del poema Vladimir Ilichs Lenin, de Maiakovski.
Imagini pentru revolucion octubre BANDERAS ROJAS Lágrimas de nieve
caen de los ojos enrojecidos. La helada mordía
para probar el temple
de los que amaban.

Me siento feliz de ser
un átomo de esta fuerza,
y sé que hasta las lágrimas de mis ojos
pertenecen a este dolor común.


Miedo,
cierra los ojos,
y no mires
como si caminaras
sobre un alambre tendido en el aire.
y parece
como si, minuto tras minuto,
te has quedado solo,
ante una verdad enorme.


Banderas de seda
se inclinan
ondeantes,
rindiéndole su último homenaje.

Un abismo pasado
desde la esclavitud de cien generaciones.


Me siento feliz de ser
un átomo de esta fuerza,

ante este gran sentimiento
en nombre de la clase obrera.


-¡Proletarios,
preparaos para la lucha final!
¡Esclavos,
enderezad vuestras rodillas y espaldas!
¡Ejércitos del trabajo,
en pie!
¡Viva la revolución!


Las banderas
de nuevo
inclinan sus alas
para levantarse nuevamente
mañana
en los futuros combates. ¡Esta
es la única
gran guerra
de todas
las que conoció la historia!


17 de octubre de 2017

Sentado sobre los muertos (Miguel Hernández)

Miguel Hernández  escribió los siguientes versos en plena lucha de los pueblos y los trabajadores de España contra la bestia fascista, reiterando la necesidad, constante en su poesía, de no cesar en la lucha "para acabar con las fieras que lo han sido tantas veces". Aunque hayan pasado tantos años, aquellas fieras lo siguen siendo en un estado que, al contrario que Miguel Hernández en su poema, sigue estando "sentado sobre los muertos", sobre aquellos "zapatos vacíos" que llenan las miles de fosas comunes que forman hoy el subsuelo ansioso de justicia de toda la tierra de España, pero no para vengarlos, sino para continuar subyugando a sus hijos y nietos.

El franquismo sigue muy vivo, y ha seguido actuando sin solución de continuidad desde la muerte de Franco: contra los trabajadores, contra los pueblos, contra todo intento de acabar con su pervivencia y continuar la lucha de los que, como Miguel Hernández, sabían que contra la bestia fascista no valen las treguas ni las banderas blancas, sino que hay que luchar "mientras que te queden puños, uñas, saliva (...) y dientes".

"Aunque le falten las armas,
pueblo de cien mil poderes,
no desfallezcan tus huesos,
castiga a quien te malhiere
mientras que te queden puños,
uñas, saliva, y te queden
corazón, entrañas, tripas,
cosas de varón y dientes".

***

    SENTADO SOBRE LOS MUERTOS
    Sentado sobre los muertos
    que se han callado en dos meses,
    beso zapatos vacíos
    y empuño rabiosamente
    la mano del corazón
    y el alma que lo mantiene.

    Que mi voz suba a los montes
    y baje a la tierra y truene,
    eso pide mi garganta
    desde ahora y desde siempre.

    Acércate a mi clamor,
    pueblo de mi misma leche,
    árbol que con tus raíces
    encarcelado me tienes,
    que aquí estoy yo para amarte
    y estoy para defenderte
    con la sangre y con la boca
    como dos fusiles fieles.

    Si yo salí de la tierra,
    si yo he nacido de un vientre
    desdichado y con pobreza,
    no fue sino para hacerme
    ruiseñor de las desdichas,
    eco de la mala suerte,
    y cantar y repetir
    a quien escucharme debe
    cuanto a penas, cuanto a pobres,
    cuanto a tierra se refiere.

    Ayer amaneció el pueblo
    desnudo y sin qué ponerse,
    hambriento y sin qué comer,
    el día de hoy amanece
    justamente aborrascado
    y sangriento justamente.
    En su mano los fusiles
    leones quieren volverse
    para acabar con las fieras
    que lo han sido tantas veces.

    Aunque le falten las armas,
    pueblo de cien mil poderes,
    no desfallezcan tus huesos,
    castiga a quien te malhiere
    mientras que te queden puños,
    uñas, saliva, y te queden
    corazón, entrañas, tripas,
    cosas de varón y dientes.

    Bravo como el viento bravo,
    leve como el aire leve,
    asesina al que asesina,
    aborrece al que aborrece
    la paz de tu corazón
    y el vientre de tus mujeres.
    No te hieran por la espalda,
    vive cara a cara y muere
    con el pecho ante las balas,
    ancho como las paredes.

    Canto con la voz de luto,
    pueblo de mí, por tus héroes:
    tus ansias como las mías,
    tus desventuras que tienen
    del mismo metal el llanto,
    las penas del mismo temple,
    y de la misma madera
    tu pensamiento y mi frente,
    tu corazón y mi sangre,
    tu dolor y mis laureles.
    Antemuro de la nada
    esta vida me parece.

    Aquí estoy para vivir
    mientras el alma me suene,
    y aquí estoy para morir,
    cuando la hora me llegue,
    en los veneros del pueblo
    desde ahora y desde siempre.
    Varios tragos es la vida
    y un solo trago es la muerte.

16 de octubre de 2017

100 años de la Revolución Soviética: Sinfonía Nº 12 "1917" de Dimitri Shostakovich

A finales de este mes se cumplen 100 años del triunfo de la Revolución Soviética que llevó a la clase trabajadora rusa al poder y a la creación del primer estado socialista de la historia, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la URSS. Aquel acontecimiento cambió la historia y sirvió de ejemplo a los trabajadores y pueblos de todo el mundo que, desde entonces, no dejaron de combatir por su emancipación y su liberación.

Imagini pentru lenin shostakovich
La Sinfonía Nº 12 en Re menor Op. 112, subtitulada «1917» fue escrita por el compositor comunista Dimitri Shostakovich en homenaje a aquel grandioso triunfo de la clase obrera y el partido bolchevique de Rusia, siendo estrenada en Leningrado el 1 de octubre de 1961 por la Orquesta Filarmónica de Leningrado,  bajo la dirección de Yevgeny Mravinski.

Desde los años treinta Shostakovich había anunciado su intención de componer una obra épica para homenajear la figura de Lenin y de la Revolución Soviética. «Ya sea una sinfonía, una cantata, un oratorio o un poema sinfónico, es lo mismo. No lo tengo previsto, pero sí sé que dar cuerpo a la imponente imagen del hombre más importante de un tiempo tan complejo como el que hemos vivido necesita del uso de todos los recursos creativos posibles».

Finalmente, compuso la obra en 1961, elaborando una obra descriptiva, en la que cada movimiento es un cuadro alusivo a la revolución que llevó al triunfo bolchevique.

El primer movimiento "Petrogrado Revolucionario" (Moderato-Allegro-Più mosso-Allegro), entronca con su anterior sinfonía, ya que como tema principal usa la conocida canción "La Varsoviana" para describir el ánimo inflamado e imparable de los habitantes de la ciudad alzada, así el tema secundario se enfrenta al primario describiendo un panorama de acciones populares que, al final, concluyen con la explosión del tema principal en un enfático todo orquestal que transmite la idea del triunfo revolucionario.

El segundo movimiento (Allegro continuando-Adagio) se denomina "Razliv" y hace referencia al lugar donde se encontraba el cuartel general de Lenin a las afueras de Petrogrado, en el golfo de Finlandia. Un oscuro adagio de aproximadamente 14 minutos basado en la marcha funeral por los caídos en la Revolución de la 11ª sinfonía, en el que se nos pinta un frío y desolado paisaje del duro invierno ártico.

Imagini pentru octubre 100 años"Aurora" es el nombre del tercer movimiento (Adagio continuando-Allegro), de corta duración, de unos 4 minutos, cuyo protagonista es el acorazado de la armada imperial del mismo nombre. Sus disparos sobre el Palacio de Invierno fueron la señal de inicio de la revolución bolchevique del ’17. Con su estilo propio e inconfundible, las cuerdas en pizzicato describen la determinación de la marinería, determinación que se nos ofrece aumentada con la incorporación de nuevos grupos instrumentales, confluyendo de nuevo en las notas de la revolucionaria La Varsoviana. El final del scherzo está a cargo, por supuesto, de la percusión, simulando el cañoneo sobre el palacio.

El cuarto movimiento recibe el nombre de "El triunfo de la Humanidad" (Allegro continuando-Allegretto-Moderato) y trata de representar la construcción de una sociedad socialista guiada por Lenin. De aproximadamente 11 minutos trasmuta la marcha funeral del segundo movimiento en una marcha triunfal que progresivamente va acercándose a un final apoteósico.

Una obra impresionante e inmortal del compositor revolucionario, homenaje a Lenin y al triunfo revolucionario del pueblo ruso en aquel glorioso octubre de 1917.

La siguiente versión es de la  Youth Symphony Orchestra "Teresa Carreño", del 10/07/2009, dirigida por Gustavo Dudamel, y en cada que en cada video podemos escuchar cada movimiento y evocar aquel duro camino de los trabajadores rusos cuyo triunfo pondría en jaque al mundo tal y como se conocía hasta entonces:

Shostakovich Symphony No.12 In D Minor Op.112 Primer Movimiento. El Petrogrado Revolucionario (Parte 1) 



Shostakovich Symphony No.12 In D Minor Op.112 Primer Movimiento. El Petrogrado Revolucionario (Parte 2)




Shostakovich Symphony No.12 In D Minor Op.112 Segundo Movimiento. Razliv (Parte 1)



Shostakovich Symphony No.12 In D Minor Op.112. Segundo Movimiento. Razliv (Parte 2) 



Shostakovich Symphony No.12 In D Minor Op.112. Tercer Movimiento. Aurora



Shostakovich Symphony No.12 In D Minor Op.112. Cuarto Movimiento. El Triunfo de la Humanidad

15 de octubre de 2017

Pride (Moscofilms)

Basada en una historia real, la película Pride muestra a un grupo de activistas LGBT londinenses que recaudaron dinero para ayudar a las familias afectadas por la huelga de los mineros británicos en 1984, al comienzo de lo que sería la campaña Lesbians and Gays Support the Miners (Lesbianas y gays apoyan a los mineros).
Imagini pentru 1984 huelgas mineras gales
Todo ello en el contexto del gobierno autoritario y los brutales recortes sociales del gobierno de Thatcher y de la Gran Huelga, un conflicto que ha quedado como la última batalla del movimiento obrero británico. 

En 1983, con unas cifras de paro que superaban los tres millones de personas (el 12,5 por ciento de la población activa), el Canciller de la Hacienda Nigel Lawson había anunciado las intenciones del gobierno Conservador de convertir al Reino Unido en una economía de servicios. Uno de los blancos preferentes de dicha ofensiva había de ser la minería de carbón, un sector fuertemente subvencionado (el gobierno laborista de Clement Atlee había procedido a su nacionalización en 1974) y que, además, gozaba de un poderoso sindicato: la National Union of Mineworkers, vinculada históricamente al Partido Laborista y presidida, en aquellos años, por Arthur Scargill.



En marzo de 1984, las autoridades anunciaron su decisión de cerrar 20 pozos mineros, algo que suponía la pérdida de 20.000 puestos de trabajo y que condenaba a la extinción a pueblos enteros, sobre todo en áreas como Yorkshire, Gales del Sur y Escocia. Películas como Billy Elliott, Big Man, Tocando el viento y la inédita en nuestro país (Still) The Enemy Within, han recreado el conflicto, en el que no faltaron ni los piquetes, ni las cargas policiales a porrazo limpio, ni las muertes violentas. Pretextando el impago de multas, el gobierno se incautó de los fondos de la NUM, obligando a los huelguistas a recurrir a donativos privados. Es entonces cuando los activistas LGBT entran en escena.

Imagini pentru pride filmMark Ashton (Ben Schnetzer en Pride), un irlandés de 23 años que residía en Londres, tenía buenas razones para poner a Thatcher en su lista negra, tanto por su pertenencia a la Young Communist League, como porque su condición de gay le situaba en el punto de mira de la Primera Ministro y sus aliados. Mientras que los diagnósticos de infección por VIH en el Reino Unido alcanzaban los tres millones anuales, medios afines al gobierno, como el diario The Sun, articulaban un discurso de homofobia virulenta.

Según afirmaba Kelvin MacKenzie, director por entonces de dicho tabloide, altos cargos de la Administración thatcherista se planteaban usar la pandemia como pretexto para recriminalizar la homosexualidad, apuntándose la idea de crear campos de concentración para gays y lesbianas. Sir James Anderton, jefe de policía en Manchester, no se cortaba en describir a los enfermos de sida como “desechos humanos”, y a los mineros como “terroristas” y “mafiosos”.

Ante tal estado de cosas, Mark Ashton y varios compañeros de militancia fundaron Lesbians and Gays Support the Miners (LGSM), una organización destinada a recaudar fondos para los mineros en huelga. Su premisa: “No puedes ser gay y pensar sólo en lo que les ocurre a los gays”. Su campo de acción: el sur de Gales, un territorio que (a juicio de los activistas) estaba siendo postergado por el sindicato de mineros en favor de los frentes de Yorkshire y Kent. Sus resultados: alrededor de 10.000 libras (cerca de 26.000 euro) recaudadas sólo en Londres.

Como se ve en Pride, y según apunta también el comunista Peter Frost, uno de los miembros originales del colectivo, el punto álgido de la campaña fue bautizado por el mismísimo The Sun: “Los pervertidos apoyan a los mineros”. Y, apropiándose del insulto, los responsables de LGSM emplearon el nombre Pits and Perverts (“Pozos [mineros] y pervertidos”) para un concierto celebrado el 10 de diciembre de 1984, con Bronski Beat como cabezas de cartel. La recaudación del sarao rondó, al cambio, los 18.500 euros.

El Sindicato Nacional de Mineros se mostró reacio, en un principio, a aceptar el apoyo del grupo debido a las preocupaciones de imagen al poder ser asociado con un grupo abiertamente gay, por lo que los activistas, en cambio, decidieron llevar sus donaciones directamente a un pequeño pueblo minero de Gales – dando como resultado una alianza entre las dos comunidades. La alianza no se parecía a ninguna vista antes, pero fue un éxito total.

Para corresponder, los mineros, superando sus prejuicios, participarían aquel año en la marcha del Orgullo Gay, en Londres, convirtiéndose en una de las más multitudinaria de todos los tiempos.

Se trata de un ejemplo real de la necesidad y posibilidad de unir en la misma lucha, de clases, los diferentes combates fragmentados de la clase trabajadora, ya que solo esta, la lucha de clases, lleva a la emancipación de toda opresión.

Imagini pentru moscofilms cuestionatelotodoEn la película también se aprecia como la cada vez mayor visibilidad de las manifestaciones LGTB provoca que el sistema las vaya deglutiendo, vacunándolas, y convirtiendo cada vez más en una fiesta sin contenido político, un espectáculo huero, en lugar de una lucha más, parte del combate general, de la clase trabajadora contra el capitalismo, por la revolución.

Precisamente ahora que se van a cumplir 100 años del triunfo revolucionario de la clase trabajadora en Rusia, dando lugar al primer estado socialista de la historia, conviene recordar que el Código Penal de la clase trabajadora en el poder, aprobado en 1922, fue el primero que despenalizó la homosexualidad de la historia, puesto que la lucha contra la explotación capital-trabajo, es decir, el motor de la historia, la lucha de clases, lleva también dentro de sí la lucha por el final de toda explotación.

Pride se puede ver en la página de cine de la clase trabajadora, MOSCOFILMS.

Comunicado de los Comités de Defensa del Referéndum ante la posible aplicación del artículo 155

Los Comités de Defensa del Referéndum, grupos populares de vecinos organizados por barrios y por colectivos laborales, se preparan para seguir luchando contra las fuerzas de ocupación y los efectos de la aplicación del artículo 155 por parte del gobierno español.  

Tras la reunirse en Sabadell, han comunicado lo siguiente:


Reunidas en Sabadell miembros de un centenar de los ‘Comitès de Defensa del Referèndum’ de todo el territorio, después de estas jornadas históricas en que los vecinos organizados han conseguido hacer efectivo el derecho de autodeterminación de nuestro pueblo a pesar de la represión del Estado, nos proponemos avanzar para organizarnos en red a nivel supramunicipal.

Ante la inminente aplicación del artículo 155 o si se producen detenciones, mientras continuamos fortaleciendo la organización popular desde abajo impulsaremos y nos sumaremos a las movilizaciones en la calle para defender la voluntad popular, contra la represión y por la retirada de las fuerzas de ocupación de nuestro territorio.

***

Reunides a Sabadell membres d’un centenar dels ‘Comitès de Defensa del Referèndum’ d’arreu del territori, després d’aquestes jornades històriques en què el veïnat organitzat ha aconseguit fer efectiu el dret d’autodeterminació del nostre poble malgrat la repressió de l’Estat, ens proposem avançar per enxarxar-nos a nivell supramunicipal.

Davant la imminent aplicació de l’article 155 o si es produeixen detencions, mentre continuem enfortint l’organització popular des de baix impulsarem i ens sumarem a les mobilitzacions al carrer per defensar la voluntat popular, contra la repressió i per la retirada de les forces d’ocupació de casa nostra.

14 de octubre de 2017

300 trabajadores fallecidos en accidente de trabajo en el primer semestre de 2017

La siniestralidad laboral se cobró en España durante los seis primeros meses de este año 2017 la vida de 300 trabajadores, según los datos difundidos por UGT y recogidos por Europa Press el pasado verano.

Es más, los datos demuestran que la siniestralidad aumentó un 2,87%, registrándose un total de 657.169 accidentes, 17.765 siniestros más que en el mismo período de 2016.

Del mismo modo, la mortalidad aumentó en los accidentes ocurridos durante la jornada laboral (245 trabajadores fallecidos, un 8% más interanual), mientras que cayeron un 27% los fallecimientos en accidentes in itinere (55 víctimas mortales).

Ninguno de estos 300 obreros fallecidos ocupó un minuto del pensamiento de los altos cargos políticos del estado español, ni tampoco de los partidos parlamentarios. Recientemente murió un piloto del Ejército del Aire tras regresar con un avión Eurofighter del desfile del 12 de Octubre y , al contrario, ha merecido mensajes, discursos y lágrimas de cocodrilo (en realidad tampoco les importa debe importar demasiado) de muchos de ellos, además de una dedicación especial de los medios de propaganda ("información") del régimen.

Es lógico lamentar la muerte en lo que es también un accidente de trabajo del militar español, aunque también nos parece humillante y despreciable que la clase política se rasgue las vestiduras en este caso mientras olvida y desprecia la del resto de trabajadores.

Según el informe sobre la siniestralidad laboral del año 2017, la mayoría de los accidentes habrían podido evitarse, a pesar de que ni empresarios ni el gobierno tienen mucho interés en hacerlo. También podría haberse evitado el accidente del piloto, enviado a un desfile absurdo para agitar el nacionalismo y alabar las falsas glorias de una España sin soberanía con el objetivo de echar una cortina de humo que oculte los delitos constantes y graves cometidos por las corrupta clase política y empresarial del estado español.

13 de octubre de 2017

Acto de historiadores marxistas sobre la Revolución de Octubre

    Imagini pentru revolucion octubreEl próximo 20 de octubre, en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid (CAUM), tendrá lugar el Acto de historiadores marxistas sobre la Revolución de Octubre organizado por el Espacio de Encuentro Comunista (EEEC):

    Intervendrán:

    *María Rosa de Madariaga Álvarez-Prida, Historiadora. Miembro del Consejo de Redacción de Crónica Popular. Presentadora del acto.

    *Victoria López Barahona, Doctora en Historia Moderna. Miembro del Taller de Historia Social. Tema: “Mujer y Revolución Socialista”.

    *Alberto Carrillo Mira, profesor de Historia. Tema: “Sóviet (democracia socialista) y partido de vanguardia”.

    Grabados en vídeo para la ocasión:

    * Josep Fontana, Profesor emérito de la Universidad Pompeu Fabra. Tema: "Aportación de la Revolución de Octubre a la clase obrera y a la humanidad"

    * Francisco Erice Sebares, Profesor de Historia Contemporánea y miembro del Grupo de Historia Sociocultural (GRUHSOC) de la Universidad de Oviedo. Tema: "El impacto de la Revolución de Octubre en el Octubre Asturiano de 1934".

    La cita será en el Club de Amigos de la Unesco, (CAUM). Viernes 20 de Octubre. 19:00 horas (7 de la tarde). Calle Atocha 20, 1º izquierda. Madrid.



    12 de octubre de 2017

    12 de octubre: Masacre de pueblos



    The Times: La arrogancia de Madrid explica este caos

    El siguiente artículo, Catalan independence: arrogance of Madrid explains this chaos, publicado por John Carlin, articulista de El País, en The Times, ha hecho que el diario español eche a su colaborador. No es de extrañar, ya que El País es el principal sostenedor mediático, y lo ha sido durante estos 40 años, del cavernario régimen del 78.

    John Carlin afirma en su artículo que está en contra de la independencia de Cataluña, lo que no quita que acuse al que son los principales responsables de la crisis política actual, Mariano Rajoy, su gobierno, el rey Felipe VI y la clase política madrileña, que en vez de actuar políticamente (¿no son políticos?) lo han hecho de manera visceral e irracional, convirtiendo un sentimiento nacionalista hace unos años moderado en prácticamente un estallido popular.

    Lo publicamos traducido al castellano porque, aunque haya cosas con las que no se puede estar de acuerdo, faltándole la conclusión final de que el problema es realmente el régimen del 78 y sus raíces franquistas (como también la clase política española, por no decir los altos cargos de la administración, de los tribunales de justicia y de la gran empresa) hace un retrato de los politicastros españoles y de su anclaje en el pasado bastante significativo, recordando que el principal problema en el conflicto actual no es Cataluña, sino España, en especial, para el autor, los políticos de medio pelo que la tienen en sus manos:

    ***

    Los catalanes ya han llegado a su límite de aguante tras tres siglos de agravios, pero la intransigencia del gobierno español es, en última instancia, la culpable de la crisis actual.
    Imagini pentru rajoy y el rey

    Poco antes de que el rey de España se dirigiera a la nación esta semana, algunos de sus súbditos más  racionales esperaban que, tal vez, pudiera elevarse por encima de la mezquindad de la clase política de Madrid. Pensaban que podía ofrecer una visión generosa de cómo resolver la crisis causada ante el creciente clamor por la independencia catalana. No hubo suerte. Al final de su discurso de seis minutos, Felipe VI sólo había empeorado las cosas.

    Rígido en su porte, con frialdad en su tono, no construyó puentes, cavó trincheras. No lamentó la violencia policial durante la celebración del pasado domingo de un referéndum en Cataluña, tan perjudicial también para la imagen exterior de su país; denunció la "irresponsabilidad" y el "desprecio" del gobierno catalán elegido por los catalanes y amenazó con más violencia. La "responsabilidad de los poderes legítimos del Estado", advirtió el rey, es la de "garantizar el orden constitucional", forma codificada de decir que si el gobierno catalán cumple su promesa de declarar la independencia unilateral, se enviarán los tanques.
    The suppression of Catalan culture after 1939 under General Franco, which included banning Catalan Christian names, finds an echo today in the disdain of many Spaniards for the region and its people

    Hablando en nombre no de la nación, sino del gobierno central, se limitó a imitar cómo el ministro Mariano Rajoy ha actuado durante estos últimos cinco años: abdicó de su responsabilidad y, ajeno a lo que estaba haciendo, abdicó también como  soberano en los corazones de los cada vez más amargados 7.5 millones de catalanes, el 80% de las cuales están a favor del derecho al voto sobre la independencia.

    Antes del domingo, varias encuestas indicaban que el voto secesionista en Cataluña se situaba entre el 40 y el 50 por ciento. No cabe duda de que esos números han aumentado desde entonces. Como dijo un amigo británico que conoce bien la política española, minutos después del discurso del rey, "aumentó en otros diez puntos el número de los independentistas ". Así es, agregándose. a los diez o más que se habían sumado después de los apaleamientos de la policía del domingo pasado.

    Tengo un interés más que académico en este despliegue lento hacia el desastre. Mi madre es española, de Madrid. Viví 15 años en Cataluña hasta que me mudé a Londres, hace cuatro años, pero siempre he querido regresar y solicitar un pasaporte español después del referéndum sobre el Brexit. Me encanta España, así que estoy contra la independencia catalana, pero nunca he amado la política española, especialmente la peligrosa cepa autoritaria representada por la gente en el poder hoy y compartida por gran parte de la clase política madrileña. Nunca he olvidado una conversación que tuve hace 15 años con un hombre que sigue siendo un pilar de ese régimen. "No soporto a los catalanes", exclamó. "Siempre quieren hacer un trato. ¡No tienen principios, por Dios! ¡No hay principios!"

    Es el aferramiento de Madrid a sus sagrados principios lo que nos ha llevado al peligroso desorden de hoy. También explica lo que, para la mente anglosajona, parece ser la inexplicable negativa del gobierno de Rajoy a tratar de resolver el problema a través de la mediación internacional o el diálogo de cualquier tipo. "Principios" en el contexto catalán significa la Constitución española, que no permite un referéndum sobre la soberanía de Cataluña. Uno podría pensar que una Constitución, siendo un documento humano, necesariamente falible, estaría abierta al cambio a medida que las circunstancias cambiasen. No en la cuestión catalana; no para Rajoy.

    Miguel de Unamuno, célebre escritor español del siglo pasado, lamentó lo que veía como un espíritu político nacional contaminado "por los cuarteles y la sacristía". Mi opinión ha sido desde hace mucho tiempo que el hábito de pensamiento intransigente exhibido por la clase política de España es la herencia de 500 años de absolutismo católico. El catolicismo español era, para la cristiandad en general, lo que el Islam saudí es para el mundo musulmán de hoy: el más resistente a la influencia filosófica, política, cultural o científica exteriores. No creo que sea un accidente que no haya traducción en español, o en árabe, de la palabra inglesa "compromise". El concepto de "cedo un poco y tú cedes un poco para que ambos acabemos ganando" es ajeno a la mente política española.

    Es por eso que el imperio español perdió Cuba en 1898, y antes California y el resto de lo que ahora es el oeste de los Estados Unidos. Es la razón principal por la que, sobre la cuestión catalana, el gobierno de centro-derecha del Partido Popular de Rajoy y la clase política madrileña han logrado lo contrario de lo que pretenden: en lugar de trabajar para preservar la unidad de España, alientan al pueblo catalán y echan combustible al camino hacia la independencia.

    En pocas palabras, son políticos de tercera categoría. La primera regla para la resolución inteligente de una disputa como la del problema catalán es conocer a tu enemigo: ponerse en sus zapatos, tratar de entender por qué piensan de la manera que lo hacen y, luego, tratar de persuadirlos de que se acerquen a tu punto de vista, o al menos para encontrarte en medio del camino. En La lucha por Cataluña, un nuevo libro del corresponsal del New York Times en España, Raphael Minder, acaba con la siguiente nota: los pueblos de España no se unirán, escribe Minder, mientras la clase política de Madrid no haga ningún esfuerzo por "comprender los sentimientos expresados ​​por cientos de miles de personas en las calles de Barcelona".

    Los sentimientos nacionalistas catalanes se remontan al menos a 300 años atrás. El 11 de septiembre de 1714, al final de la guerra de sucesión española, Barcelona cayó tras un largo asedio ante el ejército de Felipe V, el primer rey Borbón de España. Su homónimo actual podría haber tenido un poco más de tacto en su discurso esta semana, y hubiera podido recordar que esta gloriosa derrota, el Dunkerque catalán, marca hoy la fecha de la fiesta nacional anual de Cataluña. Se trata de una conmemoración del heroísmo suicida de los defensores de la ciudad, pero también un recordatorio de la opresión que sufrieron bajo Felipe V, un gobernante absoluto que demolió una quinta parte de la ciudad, cerró el parlamento catalán y las universidades y prohibió al catalán en la administración.

    Protesters took to the streets of Barcelona after Madrid blocked the Catalan government’s referendum on independence
    Otro gobernante absoluto de memoria más reciente, Francisco Franco, avivó las llamas del agravio nacionalista llevando a cabo medidas asombrosamente similares después de que asumiera el poder por la fuerza en 1939, después de la victoria de sus fuerzas fascistas en la guerra civil española. Además de las ejecuciones por fusilamiento de los principales políticos catalanes y de otros tantos miles de personas, también suprimió el lenguaje local, principal emblema de la identidad catalana. Bajo el gobierno de Franco, los padres no podían dar a sus hijos nombres catalanes como Jordi o Josep. El generalísimo optó por considerar al catalán como un dialecto, algo tan insultante como erróneo: el catalán es un idioma, tanto como el español, el francés y el italiano.

    Una herencia de la era franquista que sigue agitando la olla nacionalista es el desdén por el catalán entre otros españoles. Se acompaña de una aversión por los catalanes en general, que muchos optan por considerar como estirados y creídos, cuando la verdad es, creo, que son simplemente tímidos. Pero el nacionalismo es un sentimiento, un resentimiento a fuego lento hacia un vecino percibido como abusador. El nacionalismo no es un plan. La independencia sí lo es. Lo que vemos hoy es cómo uno ha evolucionado hacia el otro y en una escala nunca antes vista. Muchos de los que en otro tiempo eran simplemente nacionalistas de corazón, plenos de sentimientos, son ahora militantes activos por la independencia.

    Los años 2006, 2010 y 2012 marcan la progresión. En 2006, el voto pro-independencia representaba apenas el 15% de la población. Una decisión tomada ese año dio esperanzas de que la cifra se redujera: no sólo el Parlamento catalán de Barcelona, ​​sino el parlamento nacional de Madrid, votaron a favor de un nuevo estatuto que definía a Cataluña como nación y le otorgaba mayor autonomía de la que había disfrutado desde la muerte de Franco en 1975. Esto incluía el dotar a Cataluña de un mayor grado de independencia judicial.

    Los retrasos en la aplicación del estatuto dieron tiempo para una reacción nacionalista española. En 2010, el Partido Popular de Rajoy, entonces en oposición, sucumbió a la tentación que provocó la explosión del independentismo catalán y que ha llevado a la crisis actual: buscar votos en el resto de España, haciendo campaña contra el estatuto catalán, llevándolo al notoriamente politizado Tribunal Constitucional, donde fue anulado. La ley derrotó a la política, lo que fue el precedente que sigue obstaculizando una solución del problema hoy.

    En 2012, lo que entonces era el gobierno de centro-derecha catalán, sin embargo trató de encontrar un acercamiento a Rajoy, que se había convertido en primer ministro el año anterior. Buscó la negociación para tratar de obtener concesiones fiscales en la línea de las concedidas al País Vasco, cuyo gobierno tiene una autoridad mucho mayor sobre la recaudación y distribución del dinero de los impuestos. Pero Rajoy los rechazó. Si se suma la crisis económica y el alto desempleo a la indignación de los catalanes comunes por el trato despectivos que sentían que habían recibido, el resultado fue la mayor protesta que nadie en Cataluña podría recordar. En la fiesta nacional del 11 de septiembre, un millón de personas salieron a las calles de Barcelona.

    Lo que pidieron fue entonces un referéndum de independencia legalmente vinculante, y la esperanza creció después de que el gobierno británico accediera precisamente a tal cosa en Escocia, en 2014. Pero el gobierno de Rajoy no se movió. La ley era la ley. El pragmatismo era para él una palabra griega ininteligible. Era como si se apropiara del consejo que Franco le había dado una vez al editor de un periódico afín: "Haz como yo, no te involucres en política".

    Pero los catalanes estaban, al contrario, haciendo mucha política, y en 2015 una coalición pro-independencia, encabezada por Carles Puigdemont, llegó al poder por un delgado margen en el parlamento catalán. Con lo cual la retórica de ambos lados se puso más enconada, y el clima político más hostil.

    Imagini pentru referendum catalonia
    El gobierno de Rajoy y sus partidarios en los medios de comunicación han retratado al "pelo de fregona" Puigdemont y a sus camaradas radicales como irresponsables e infantiles, pero ha sido difícil evitar la conclusión de que, de ser así, los políticos supuestamente adultos en Madrid han descendido al mismo nivel. El ministro de Educación echó más leña al fuego indicando su intención del gobierno de "españolizar" a los niños catalanes; el ministro de Relaciones Exteriores hizo lo mismo cuando acusó al gobierno catalán de "levantamiento" y "golpe de Estado". Felipe González, ex primer ministro socialista, los superó a ambos en un artículo en El País en el que comparó el movimiento de independencia con "la aventura alemana o italiana" de los años treinta.

    Las cosas podrían haber sido muy diferentes, tan fáciles, empezando por que el Partido Popular hubiera reprimido el impulso vengativo que lo llevó a anular el estatuto de autonomía a través de los tribunales. Incluso si no hubiera sido así, las protestas callejeras masivas dos años más tarde dieron otra oportunidad. Si Rajoy tuviera un algo de estadista, podría haber ido a Barcelona, ​​discutido conciliadoramente y ofrecido diálogo al gobierno catalán, menos militante y más flexible, que entonces estaba en el poder. Los aplausos habrían resonado alrededor del pasillo y los radicales de Puigdemont probablemente habrían también aplaudido.

    El peligroso enfrentamiento actual entre los fanáticos españoles y los románticos catalanes nunca habría ocurrido si, junto con el cambio en el fondo de la actitud, el resultado de las conversaciones hubiera sido la concesión de un referéndum vinculante como el que Escocia realizara hace tres años. Los catalanes dicen de sí mismos que dos emociones compiten en sus corazones, seny y rauxa : el sentido común y la pasión furiosa. Son, por tradición. mediterránea una antigua nación que negocia. Cuando no están enojados, como ahora, son las personas más prácticas de la tierra. Un referéndum celebrado hace un par de años habría producido con toda probabilidad un "no" sustancial a la independencia de España y, como sucedió en Quebec, el tema habría sido puesto a enfriar por lo menos durante una generación.

    En cambio, lo que tenemos ahora es el absurdo cruel del gobierno de Madrid actuando hacia los catalanes como un marido que odia a su esposa y la maltrata, negándose a contemplar como ella le abandona, gritando "¡Ella es mía!".

    ¿Que pasa ahora? Puigdemont ha dicho que hará una declaración unilateral de independencia, pero su demora en hacerlo indica un miedo completamente realista a las represalias más violentas de Madrid, de ahí su deseo declarado de mediación a la UE, hasta ahora rechazado. Tal declaración no significaría más que el resultado del "referéndum" unilateral: sería más bien teatro político. Cataluña no es una pequeña isla del Pacífico, suficiente por sí misma. Forma parte de España y forma parte de la Unión Europea. Un Catexit duro, en una noche, simplemente no es posible. Puigdemont está jugando un juego de alto riesgo.

    El gobierno español podría ver, sin embargo, que está jugando un juego, si lo deseara, y reaccionar proporcionalmente: vigilar y esperar un poco, reconocer que el clamor por la independencia catalana tiene un apoyo significativo detrás de él, y acceder a las conversaciones. La "esposa", en este escenario, podría aceptar aún a algunas proposiciones. Rajoy podría hacer lo que debería haber hecho hace cinco años y aceptar un referéndum vinculante. En el caso de una victoria para el voto "sí", el orden - al menos el orden del tipo que ahora se encuentra en el Brexit de Gran Bretaña - sería restaurado. Madrid, habiendo dado su bendición legal al referéndum, tendría que soportar con los dientes apretados el resultado. En el caso de una victoria del "no", el problema estaría resuelto.

    Sin embargo, ni hablar de eso. Tal y como están las cosas, lo más probable es que triunfe la inquietante defensa del "orden constitucional" por "las fuerzas estatales legítimas". Luis de Guindos, ministro de Economía, mostró lo inflexible que es el gobierno español cuando dijo en una entrevista televisiva, el jueves pasado, que la independencia catalana estaba "fuera de consideración" porque era, en primer lugar, "ilegal" y, segundo, "irracional ":" Cataluña siempre ha sido parte de España ".

    Una parte de mí todavía se aferra a la mota de esperanza que sentí antes del discurso del rey, que tal vez la UE vaya a intervenir y hacer entrar en razón a los líderes españoles. Pero es más probable que lo hagan sólo después de que muelan a palos a más catalanes, momento en el que puede ser demasiado tarde. Una muerte a manos de la policía del rey, un mártir por la causa catalana, y cualquier cosa podría suceder. Rajoy llama a Puigdemont traidor, pero si el conflicto se inclina hacia la violencia generalizada, y si Catalunya finalmente consigue la independencia, la historia puede registrar que el traidor más grande fue Rajoy.

    ***

    John Carlin escribe para el diario español El País (escribía, después de la publicación de este artículo en The Times)

    11 de octubre de 2017

    Ángela Davis: "en España el pasado ha vuelto a levantar la cabeza de la forma más espantosa"

    Angela Davis, una comunista comprometida, militante activa del Partido Comunista de USA y durante un tiempo de las Panteras Negras, lamenta las imágenes de represión de la policía española el 1-O: ‘Hacen pensar que el pasado ha vuelto a levantar la cabeza de una manera espantosa’, refiriéndose a los horrores del franquismo.


    La filósofa, escritora y activista afroamericana Angela Davis, perseguida durante años por su militancia comunista en EEUU, echada de la universidad por su ideología durante un tiempo por Ronald Reagan, entonces gobernador de California, y considerada como una terrorista durante un tiempo por los filofascistas norteamericanos (ya sabemos, la lógica de si estás en contra del sistema, eres un terrorista, tan de moda en España durante estas últimas décadas), ha defendido el derecho de decidir de todos los pueblos y en concreto de Cataluña. ‘Estoy muy contenta de estar en Barcelona en estos momentos difíciles. No sé si puedo entender todos los matices de esto que pasa, pero creo que la gente tiene el derecho de autodeterminación. Todos los pueblos tienen que tomar decisiones y escoger su propio destino.’ 


    Davis lo ha dicho en una conferencia de prensa en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) previa a la conferencia titulada ‘La revolución de hoy’, en que ha presentado su último libro, La libertad es una batalla constante.

    Sobre la violencia de la policía española el primero de octubre, ha lamentado las imágenes de represión: ‘Hacen pensar que el pasado ha vuelto a levantar la cabeza de una manera espantosa.’ Por eso cree que el estado español ‘tiene una larguísima historia de represión’. De hecho, Davis conoce bien la represión en Euskal Herria de los últimos 30 años, formando parte de la campaña Free Otegi, bring Basque political prisoners home, cuando este fue encarcelado por motivos políticos, visitando entonces España e intentando visitar al líder político vasco en la cárcel, siéndole denegada su petición.

    Davis ha añadido que su activismo ha estado muy influido por la historia del estado español y, sobre todo, por la guerra del 36-39 contra el fascismo que, según ha dicho, ha sido una fuente de inspiración para la izquierda norteamericana.

    Así mismo, ha recordado que es hija de unos luchadores contra la segregación racial en los Estados Unidos y que le enseñaron la importancia de ‘resistir y hacer frente’ ante las injusticias.

    Ocupan la embajada de España en Atenas en apoyo a Cataluña

    Un grupo de activistas griegos miembros de Rouvikonas ha entrado en la embajada de España en Atenas para pedir la independencia de Cataluña, colgando una pancarta en la que escribía "La solidaridad es el arma de los pueblos. No pasarán".

    Empleados de la embajada española en Atenas retiran la pancarta 'La solidaridad es el arma del pueblo'. /REUTERS

    Un responsable de la Embajada español ha contado a Reuters que el grupo estaba formado por "entre quince y 20 personas" y que los panfletos señalaban que la "solidaridad es el arma del pueblo". "No han roto nada", ha añadido

    El grupo Rouvikonas ha realizado actos similares anteriormente, como fue la ocupación de la embajada de México en la capital griega en solidaridad con la huelga de maestros de Oaxaca, en junio del pasado año.

    El acto es muestra evidente del alcance internacional que está teniendo la lucha del pueblo catalán por su independencia, y la relación de esta con la lucha contra el régimen del 78 y el franquismo. De hecho, los activistas de Rouvikonas han entregado octavillas con el famoso grito de la resistencia democrática durante la Guerra Civil Española contra las tropas nazis y fascistas, !"No pasarán!"

    Al contrario que muchos comunistas chovinistas, empeñados en posicionarse con el nacionalismo español  en vez de demostrar su internacionalismo proletario (pues parece que queda mucho carrillista suelto, sincero o disimulado, al que le debe dar verguenza, después de haber sido cómplices de la perpetuación del franquismo con la aceptación del régimen del 78 y la monarquía, el ponerse al lado de los que intentan derribarlo), parece que la solidaridad de clase y el apoyo al pueblo catalán han trascendido las fronteras (que para esto si que no realmente necesarias).

    Y todo eso a pesar de que el grupo Rouvikonas tiene una cierta tendencia anarquista, pero hasta ellos, que creen que cualquier forma de estado es inaceptable, entienden que ningún pueblo puede ser obligado a permanecer dentro de las fronteras de otro, y que cualquier obrero del mundo consciente de serlo, independientemente de su nacionalidad, lengua, raza o posición, ha de estar de su lado.

    Mujeres de Pekín, Maria Teresa León

    "Su importancia se multiplica de año a año, y si vemos aún la China antigua pasear a pasitos de perdiz, las nuevas generaciones de mujeres usan botas fuertes, grandes, seguras, de las que hacen más caminos en ocho años de socialismo que en tres mil de imperio. Las jóvenes ríen al sentirse libres, las viejas lloran. La nueva vida se la debemos a Mao, dicen. Unas y otras son la entraña de la República Popular China. Millones de sus hijos aseguran la futura felicidad que vendrá".

    En 1957 María Teresa y Rafael Alberti realizaron un viaje a China para tomar contacto con
    los cambios sociales surgidos de la revolución comunista. Fruto de este viaje nacio un libro, Sonríe China (1958), al que pertenece el fragmento que abre la entrada, y que es el testimonio de los cambios políticos, sociales y culturales de la República Popular.

    Además de ofrecemos una descripción del presente revolucionario, y esperanzador para los pueblos del mundo, de la China Popular, María Teresa León, nos evoca una y otra vez el pasado del país, para referirse a lo profundo de un cambio en tan escaso margen de tiempo tras el triunfo de la revolución.

    Desde el exilio, y desde la frustración de la derrota de la República Española, y con ella de las esperanzas del pueblo español, la mirada de María Teresa León se extiende, sobre un pueblo que supo vencer a su enemigos externos e internos y escapar de siglos y siglos de opresión en su propio ritual, entre emperadores y hombres adornados con gusanos de seda.

    Sonríe China, es un libro de viaje aunque con poemas e ilustraciones de Rafael Alberti intercaladas. En la obra destaca, sin embargo, la prosa de una voz femenina, llena de ideales esperanzadores que hacen suponer que el libro está escrito, casi en su totalidad, por María Teresa León.

    Entre todos los aspectos sociales a los que pasa revista María Teresa León en su visita a la China de Mao, ninguno le sorprende tan positivamente como el de la evolución de la mujer, quien ha empezado a superar el desprecio y la infravaloración a que estaba sometida en el sistema de valores de la sociedad china de las dinastías imperiales. María Teresa León admiraba como había cambiado la situación de la mujer china tras la llegada al poder de Mao y el Partido Comunista, ya que este hecho tuvo gran trascendencia para la suerte de todas ellas, y anhela este cambio en las sociedades sometidas al capitalismo, donde la mujer sigue siendo, en la mayoria de los casos, un objeto al servicio del hombre, doblemente explotada por su condición femenina y su posición de clase.

     No obstante, conviene recordar aquí las palabras de Mao: “Con el fin de construir una gran sociedad socialista, es de suma importancia movilizar a las grandes masas de mujeres para que se incorporen a las actividades productivas. En la producción, hombres y mujeres deben recibir igual salario por igual trabajo. Sólo en el proceso de la transformación socialista de la sociedad en su conjunto se podrá alcanzar una auténtica igualdad entre ambos sexos”. Y así parece que fue, al menos hasta el triunfo del que Mao denominaba "camino capitalista", partidarios contra los que los comunistas chinos llevarían a cabo la Gran Revolución Cultural. y que tendría lugar tras el abandono de esta y, sobre todo, tras la muerte del creador de la República Popular China (en un proceso semejante al acaecido años antes en la Unión Soviética).

    En el siguiente fragmento, podemos ver como Maria Teresa León describe el enorme cambio, el gran salto hacia adelante, hacia el futuro, que dieron las mujeres chinas de la mano de la Revolución Maoista, y lo hace a la vez que lo anhela en su propia patria, España, sometida a la última dictadura abiertamente fascista superviviente tras la Segunda Guerra Mundial:


    "¡Mujeres de Pekín! ¡Qué admirables y discretas son! Me las encuentro en todas partes, lo llenan todo llevando hijos de cualquier tamaño, niños envueltos en telas multicolores, encapuchados, amorosamente protegidos del frío. Llevan, si son mayores, un largo gabán hasta los pies que ha de servirles sin duda mucho tiempo mientras crezcan y servirá a sus hermanillos, que indudablemente han de venir. La gorra de pieles de orejas de liebre acaricia con su pelo las mejillas de porcelana, encuadrando su sonrisa de niños, felices de que los miremos. Si les sonríes –¡y vaya si les sonrío! –, se te acercan como conejitos buenos, tocando con sus manos las tuyas –¡ay, tan grandes!– que deben parecerles inmensas, ya que han heredado las manos pequeñitas de los dibujos hechos en seda china. Yo, antes, como mujer del sur, creía que los niños más bonitos del mundo eran los del norte; ahora, como mujer que ha viajado, compruebo que no hay niños más hermosos que los del este del planeta que habitamos. Sin recelo ni acoso, estos niños que no piden limosnas como los de Toledo, ni son golfillos despejados como los de París o Nápoles, nos hablan con su lenguaje de canario que gorjea, confiados, sin duda, en mi pelo blanco, que les gusta tocar para convencerse de que no es cosa de juego. Las madres también se acercan, alcanzando a nuestra consideración algún niñito de marfil, que yo he visto antes en los abanicos que guardaba mi madre. Estoy segura que me hablaban de madre a madre, contándome esas cosas comunes que tenemos las mujeres del mundo: si es dura la tarea de criar hijos, si son fastidiosos para comer o si se escapan para lanzar al viento cometas doradas.

    Estoy segura de entenderlas. Son las descendientes de otras mujeres muy poco apreciadas en la vida china, por las que se vestía luto el día de su nacimiento, a las que se podía maltratar, abandonar, cancelar con ellas todos los compromisos. Millares de mujeres, millones, mejor dicho, no recibieron nunca educación; se podían vender como ganado que produce poco; no tenían derecho a elegir su marido; debían aceptar compartir con las concubinas el lecho, la casa, el amor. Como no podían cumplir el culto a los antepasados, si en una casa llegaban muchas hembras, se las ahogaba en los ríos profundos y –¡horror!– debían obedecer a la suegra.

    El signo chino que dice mujer repite tres veces el que significa mal o malo. El signo mujer dentro del signo casa significa paz. De ahí la tendencia al encierro, a la anulación. Cuando un poeta tiene que expresar su gran alegría, dice: “soy feliz porque soy chino, porque no he nacido mujer”. Las mujeres se suicidan en cantidades fabulosas. ¿Y para quién iban a conservarse? Las madres de Pequín saben hoy todo esto y muchas cosas más que les estaban vedadas a las mujeres de los pies chiquitines, caminando con pezuñitas de corza la vida de un lado para otro de su infortunio. Ya no vendrá el comprador de carne humana a buscar a sus hijas para comprarlas, ya los hoteles no servirán a los viajeros muchachitas precoces en todas las artes, ya las hijas no serán más conejas, alondras ni hormigas. Ya no pagará ninguna con su cuerpo los estudios en la Universidad de Shangai.

    Las madres que van por la calle saben que la hermosa caligrafía del presidente Mao les dio la liberación de su milenario martirio al trazar una raya sobre la antigua ley matrimonial. Saben que la mujer acaba de nacer en China protegida por la sombra de la Larga Marcha donde ellas fueron guerrilleras heroicas. Saben que los ricos consumidores de concubinas tendrán que abstenerse de ellas y de otras mil cosas que el pueblo les ha obligado a prescindir en lo sucesivo. Las mujeres de China ya no bajan la cabeza ante suegras horribles, ni han de servir de criadas en la casa del novio hasta que éste alcance la mayoría de edad, ni tendrán que soportar el peso de la tradición confuciana. Ahora ninguna mujer baja la vista. Las encontramos vestidas de pantalones, con su airecillo varonil, sin complejos, pisando decididas en sus tareas de soldados, de enfermeras, de maestras, no cediendo el paso a los hombres atropelladores, ni ganando menos sueldo, ni considerándose menos inteligentes que su compañero de facultad. Su importancia se multiplica de año a año, y si vemos aún la China antigua pasear a pasitos de perdiz, las nuevas generaciones de mujeres usan botas fuertes, grandes, seguras, de las que hacen más caminos en ocho años de socialismo que en tres mil de imperio. Las jóvenes ríen al sentirse libres, las viejas lloran. La nueva vida se la debemos a Mao, dicen. Unas y otras son la entraña de la República Popular China. Millones de sus hijos aseguran la futura felicidad que vendrá". (Sonríe China, 1957)


    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...