30 de diciembre de 2016

Año Nuevo, Juan Gonzalo Rose

Juan Gonzalo Rose (Barrios Altos, 1928-Lima, 1983) que destacó por su poesía social. Ingresó a la Facultad de Letras de San Marcos y, como todo joven por aquella época, tomó posición política. Eran tiempos de posguerra, de luchas contra el fascismo, tiempos del general Manuel Apolinario Odría, a quien los intelectuales le causaban urticaria y que, pronto, ardido su abultado cuerpo, exilió a un gran grupo de librepensadores hacia tierras mexicanas. 

Imagini pentru juan gonzalo roseAllí Juan Gonzalo estuvo con Gustavo Valcárcel entre otros camaradas peruanos, conoció a Fidel Castro y al Che Guevara, con quienes estuvo a punto de embarcarse en el yate Granma, ese que el 2 de diciembre de 1956 encalló en la costa de la isla caribeña para dar inició a la revolución cubana. César Lévano, amigo del poeta, recuerda que en una conferencia éste dijo “fracasado como guerrillero me dediqué a bohemio”.

El poema que transcribimos a continuación lo creó Juan Gonzalo en la época en que estuvo desterrado en México por su militancia en la Juventud Comunista, incluído en su obra Canto desde lejos, 1957. En él, a punto de llegar el final de año y, en el contexto de la explotación de clase e imperialista, recuerda que no, en realidad, no tienen año nuevo pueblo como el suyo, Perú, sometidos a las ambiciones de la minoría y de las potencias extranjeras,

No tienen año nuevo los pueblos como el mío:
será nuevo paisaje, pero la misma ausencia;
será pañuelo nuevo, pero la misma lágrima;
será nueva mortaja, pero distinta muert
e.

Aunque, como ya habían señalado Marx y Engels hacía años, y después aplicado para construir estados socialistas Lenin, Stalin o Mao, y como estaban intentando enaquellos momentos en Cuba los camaradas que había conocido en México, exiliados por el imperialismo de muchos países de Latinoamerica, solamente hay un camino para hacerlo, el del fúsil:

feliz año, fusil:
enséñame a cantar los años nuevos
.

Así que, con los versos de Juan Gonzalo Rose, os deseamos que en el año del Centenerio de la Revolución de Octubre, 2017, aprendamos a cantar esos "años nuevos" luchando contra la explotación y el imperialismo, atentos a Mao cuando nos avisaba de que "el poder nace del fusil" y a las palabras de Lenin en El estado y la Revolución, recordando que "La necesidad de educar sistemáticamente a las masas en esta, precisamente en esta idea de la revolución violenta, es algo básico en toda la doctrina de Marx y Engels"

Año nuevo


Año nuevo en la sangre de los asesinados. 
Año nuevo en la sala de torturas
y en el ojo del hombre prisionero
donde un tiempo sin sol hace su nido.

Año nuevo en la mesa del tirano
y en la percha vacía del destierro.
Año nuevo en la madre y en el hijo
separados tan sólo por un puente.

No tienen año nuevo los pueblos como el mío:
será nuevo paisaje, pero la misma ausencia;
será pañuelo nuevo, pero la misma lágrima;
será nueva mortaja, pero distinta muerte.

Pero violo el contrato con mi alma
y créceme en el pecho un abrazo tremendo:
feliz año, arbolito de mi calle,
feliz año, baúles de mi casa…

Que tenga feliz año
la sombra ya sentada de papá,
los sueños nacionales,
las gaviotas y el mar.

Feliz año, dolor,
rabia del pueblo,
odio del justo,
cólera del santo;
feliz año, fusil:
enséñame a cantar los años nuevos.

28 de diciembre de 2016

Cada día de 2016 han muerto dos trabajadores en un accidente laboral

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en España la media de
víctimas mortales de la explotación laboral roza la media de dos trabajadores al día. En total, en el periodo de enero a octubre de 2016, se produjeron 509 accidentes de trabajo mortales, de los cuales 395 fueron durante la jornada laboral y 114 durante el desplazamiento del domicilio al puesto de trabajo.

De este modo, según las estadísticas de 2015 y 2016, al final de este año se habrán producido más de 600 accidentes mortales durante la jornada laboral o in itinere.

En números totales, se han registrado 464.086 accidentes de trabajo con baja en el periodo enero-octubre 2016, un 7,1% más que en el mismo periodo del año anterior. Por sectores de actividad, se produjeron 60 accidentes mortales en jornada en el sector agrario, 80 en la industria, 50 en la construcción y 205 en el sector servicios (en este último es de recordar la alta precariedad que sufren los trabajadores).

Esta creciente precariedad después de las últimas reformas laborales de los gobiernos de PP y PSOE hacen que los accidentes que aparecen en las estadísticas no sean una cifra completa, pues muchos trabajadores prefieren no darse de baja para no perder el trabajo.

Lo cierto es que en 2015 las empresas pagaron 20.000 millones menos en salarios que en 2011 y que en septiembre de 2016 había 100.000 trabajadores menos con contrato indefinido que al aprobarse la última reforma, mientras que uno de cada dos empleos creados desde entonces ha sido temporal.

En resumen, se puede concluir que la precariedad mata, que las reformas laborales aumentan los accidentes de trabajo, incluso los mortales, y que los empresarios siguen mirando para otro lado, con la connivencia del gobierno, aumentando sus beneficios a costa de la salud y la vida de los trabajadores.

El trono de Felipe VI de Franco se sostiene sobre una gran fosa común

Tras el insultante discurso de Felipe VI, el segundo monarca de la dinastía impuesta por el franquismo en España tras el derrocamiento por medio de las armas de la II República, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha representado al rey con una ilustrativa viñeta, además de denunciar el discurso navideño del Rey ante el Defensor del Pueblo.

 El heredero del franquismo ha afirmado en su discurso de Navidad, con un desalmado cinismo y total desverguenza, que los españoles tienen que dejar de agitar los viejos errores o de abrir las heridas "cerradas", obviando que cientos de fosas comunes se extienden por todo el territorio español, olvidadas por los vencedores de la Guerra Civil contra la democracia que llevaron a cabo los fascistas de España con la ayuda del nazismo y de Mussolini,  imponiendo tras la derrota de los partidarios del régimen legítimo un genocidio político, racial y religioso cuyas víctimas aún no han recibido la justicia que merecen.

En la certera viñeta de Pedripol, se ve con claridad meridiana quién es Felipe de Borbón, hoy Felipe VI por obra y gracia del carnicero Francisco Franco y de su alumno aventajado, su padre Juan Carlos, y cómo se sostiene su trono sobre la enorme fosa común que es España.


27 de diciembre de 2016

Calendario RBC 2017: 100 Años de la Revolución Soviética


La Red de Blogs Comunistas (RBC) quiere empezar 2017 haciendo un homenaje al nuevo año, en el que se cumple el Centenario de la Revolución Soviética que dio lugar al primer estado construido y dirigido por la clase trabajadora en la historia de la humanidad.
Deseamos, pues, qué cada día de este nuevo año tengamos presente a los comunistas, trabajadores, soldados, mujeres y campesinos que cambiaron el mundo aquel mes de octubre de 1917, dando un paso muy importante en el duro camino para alcanzar un mundo sin explotación del hombre por el hombre.

Un camino del que debemos aprender para seguir caminando hacia el futuro, sacando conclusiones de las derrotas para que, como concluyera Mao, sigamos avanzando "derrota tras derrota, hasta la victoria final".

!Viva la Revolución Soviética!  !Viva el Partido Bolchevique! !Proletarios de todos el mundo, uníos!

  Calendario RBC 2017 by forneo on Scribd

25 de diciembre de 2016

RBC: Red Guards L.A, por un frente popular antifascista en Estados Unidos

En la Red de Blogs Comunistas (RBC) creemos necesario difundir a continuación el llamamiento de los camaradas de Red Guards L.A. para la creación de un Frente Popular Antifascista tras la victoria en las últimas elecciones norteamericanas de Donald Trump, para no repetir los errores del pasado:

Resultado de imagen de red guards los angeles
APLASTAR EL FASCISMO EN LOS ANGELES
Hola,
Nos dirigimos a ustedes hoy a la luz de la reciente elección de Donald J. Trump como presidente de los Estados Unidos. Cualquier observador en la izquierda, en las minorías religiosas, en los grupos de derechos de los inmigrantes, grupos de derechos de la mujer, grupos de derechos LGBTQIA + u observadores de prácticamente cualquier otra perspectiva progresista, probablemente han quedado consternados por los resultados de esta elección presidencial y sus futuras ramificaciones.
Pero más allá de los resultados inmediatos de estas elecciones, también nos horroriza el hecho de que la elección de Donald Trump es otro síntoma de una tendencia más amplia del populismo de derecha; el nacionalismo y el fascismo, que han estado arrasando gran parte del Reino Unido Estados Unidos y Europa. La reciente retirada del Reino Unido de la Unión Europea basada en sentimientos nacionalistas y anti-inmigrantes, la creciente popularidad del Frente Nacional en Francia , Pegida en Alemania, Amanecer Dorado en Grecia e innumerables grupos nacionalistas de derecha que crecen en popularidad en los países occidentales y la reacción intensa contra los inmigrantes sirios en Europa. Todo esto es evidencia de una tendencia mundial hacia el ultranacionalismo de derecha de la cual la elección de Donald J. Trump es sólo una manifestación americana.
A la luz de estos terribles acontecimientos, creemos que a llegado la hora para un ya necesario Frente Popular de organizaciones progresistas que esté dispuesto a unirse para combatir esta creciente oleada de nacionalismo derechista y que esté dispuesto a defender directamente a las comunidades más propensas a sufrir consecuencias inmediatas por esta situación si este movimiento continúa creciendo y ganando poder. Ese es el propósito de esta carta: estamos pidiendo que todas y cada una de las organizaciones con la voluntad de unirse alrededor de esta causa común se unan a la invitacion a una asamblea de emergencia para determinar cuáles serían los términos de nuestra unidad, donde podemos encontrar acuerdos en términos del enemigo que estamos enfrentando, y qué acciones estamos dispuestos a tomar de inmediato para ser proactivos en la defensa de nosotros mismos y nuestras comunidades.
Resultado de imagen de red guards los angelesCualquier persona que conozca bien la historia del siglo XX de Europa tendra fuertes razones para alarmarse a la luz de estos recientes acontecimientos mundiales. Los paralelos históricos entre la subida de Donald Trump en los EEUU hoy, y la subida de Mussolini y de Hitler en los años 20 son demasiado obvios como para ser ignorados. Donald Trump es un demagogo. Durante este ciclo electoral el fue magistralmente capaz de jugar con los genuinos sentimientos de privación de derechos y desilusión que muchos blancos votantes de clase trabajadora de la América media han estado sintiendo, y fue capaz de jugar con el racismo latente (y con frecuencia manifiesto) entre ellos para redirigir mucha de su frustración económica hacia grupos tradicionalmente oprimidos desde el punto de vista económico, racial y religioso. Al hacerlo, también ha despertado a los numerosos grupos blancos-nacionalistas y fascistas alrededor de los Estados Unidos, que se sienten como si una vez más tienen un campeón de sus ideas en la Casa Blanca y que han sido, en los últimos años, envalentonados Para tomar acción directa contra las comunidades a las que culpan a sus aflicciones económicas.
Esta combinación de un demagogo derechista en el poder y una letanía de bandas racistas y fascistas en todo el país que se envalentonan con su retórica es aterradora. Lo que estamos viendo se asemeja mucho al tipo de sentimientos nacionalistas que Adolf Hitler despertó en Alemania, a las bandas paramilitares que pudo envalentonar y que finalmente se convirtieron en las llamadas “camisas marrones”, y el chivo expiatorio general de las minorías tradicionalmente oprimidas. Hemos escuchado el dicho tantas veces que lo damos por hecho, pero ¿qué significa que “aquellos que no conocen la historia están condenados a repetirla”? ¿Qué significa para nosotros particularmente en este momento en el tiempo?
La historia de la Alemania nazi y la historia precedente de la República de Weimar es ciertamente demasiado larga y compleja para que podamos detallarla a fondo en una simple carta, pero hay ciertos aspectos de esta historia que no creemos que podemos dejar de lado conforme hacemos esta súplica para un Frente Popular unido. No queremos suavizar las cosas: el movimiento que estamos presenciando, con o sin Donald Trump, es un movimiento hacia el fascismo abierto en los Estados Unidos. La toma de Trump de las riendas de la presidencia no es en sí la victoria del “fascismo” propiamente dicho, pero es un enorme paso en esa dirección y ahora es el momento para que seamos proactivos en la prevención de la repetición de la trágica historia de Alemania y en Italia a mediados del siglo pasado. La historia de la República de Weimar que no deseamos ver repetida es el abyecto fracaso de las organizaciones izquierdistas progresistas e izquierdistas de reunir un frente popular unido contra el creciente movimiento fascista.
Después de una revolución incompleta en Alemania en 1918, los “socialdemócratas” ganaron poder en el parlamento y vinieron con toda una serie de reformas y políticas prometidas para mejorar las vidas de los oprimidos y de la clase obrera alemana. En última instancia, debido a las limitaciones del sistema democrático burgués que existía en Alemania en el momento y que la revolución no fue capaz de deshacer por completo, los socialdemócratas no pudieron cumplir sus promesas a la clase trabajadora. En este ambiente, los nazis fueron capaces de capitalizar con el descontento continuo del pueblo, que sentía como si los socialdemócratas en el poder les hubieran fallado. Además, al instar constantemente al pueblo de Alemania a depositar su fe en los socialdemócratas ya poner su fe en las estructuras democráticas burguesas en que operaban, el pueblo obrero y oprimido de Alemania nunca conspiró para crear estructuras expansivas de la clase obrera De poder por si mismos para cubrir sus propias necesidades y defensas.
Años y años de poner su fe en el “mal menor” culminaron en las elecciones de 1932, en las que se volvió a pedir al pueblo que votara por el barón Von Hindenberg como el “mal menor” de Hitler y su partido nazi. Hindenberg fue elegido y poco después designó a Hitler como Canciller de Alemania. Esto marcó la ascensión del partido nazi al poder en Alemania, el envalentonamiento de los paramilitares fascistas que bullian bajo la superficie de la política alemana “liberal” y la tragedia final que siguió. Además, como el pueblo de Alemania había depositado su fe en el sistema “democrático” encabezado por los socialdemócratas, nunca se había establecido una base externa de poder para ellos mismos y cuando los paramilitares fascistas comenzaron de inmediato sus medidas represivas contra la clase obrera, Sindicalistas, pobres, discapacitados, minorías religiosas, etc. Estos grupos estaban absolutamente indefensos y fueron asesinados a manos de los nazis.
Resultado de imagen de red guards los angelesEsta es la lección histórica más importante que creemos que debemos extraer de la historia del fascismo en el siglo XX: sin un movimiento unificado del pueblo trabajador, de minorías religiosas y raciales oprimidas, nos encontraremos desamparados ante las bandas racistas que La presidencia de Trump está envalentonando y motivando. No podemos confiar en el mismo sistema de gobierno que creó las condiciones en las que Trump pudo levantarse para salvarnos del lío que estamos enfrentando. Los que están en el gobierno, los liberales y los progresistas, están actualmente manteniendo la puerta abierta a Trump cuando asume las riendas del poder y nombra a blancos nacionalistas declarados como Steve Bannon a posiciones importantes en su gabinete presidencial. Estos liberales elegidos y progresistas en el gobierno son como los socialdemócratas de Alemania de Wiemar que insistieron que el pueblo alemán “diera a Hitler una oportunidad” justo antes de nombrarle canciller del país.
No podemos seguir ignorando la necesidad de la construcción de este Frente Popular unido fuera del sistema y espera que los partidarios demócratas o liberales en posiciones elegidas presenten la lucha necesaria para defender a las comunidades más expuestas a este creciente movimiento. Tenemos que hacerlo nosotros mismos. Tenemos el deber histórico de hacerlo nosotros mismos, de aprender los errores que se cometieron en el siglo XX y de no repetirlos. Sólo las amplias masas de personas y organizaciones a las que pertenecen y que las representan, organizadas y listas para actuar por sí mismas, serán suficientes para detener los horrores que esperan nuestras comunidades si no hacemos nada.
Proponemos que en algún momento dentro de las próximas cuatro semanas, cualquier organización que desee unirse a este Frente Popular determine un momento que sería el más adecuado para una reunión de toda la ciudad, determine a una serie de delegados de su organización que asistirán a esta reunión para representarles Y que redacten los puntos clave que se podrían determinar con antelación para su unificación con un Frente Popular.
No esperamos que cualquiera que desee unirse a este Frente con nosotros esté totalmente de acuerdo con nuestra perspectiva política. Creemos que estas son preguntas que se pueden resolver más adelante. Por ahora, creemos que hay un enemigo común en la extrema derecha, el nacionalismo blanco y el fascismo, y que si no estamos de acuerdo en un curso de acción para nuestras comunidades ahora puede ser demasiado tarde para nosotros en algún momento en el futuro cercano. Por favor, únase a nosotros en esta lucha. Esperamos saber de usted pronto. Estamos abiertos a sugerencias sobre cómo esta reunión debe ser coordinada y organizada, así que por favor responda indicando su disposición a unirse o no a unirse a este frente, así como cualquier sugerencia que pueda tener. Cuando hayamos recibido noticias de todas las organizaciones contactadas, nos comunicaremos con un correo electrónico adicional indicando la ubicación y el momento de la reunión. Gracias.
En solidaridad,

23 de diciembre de 2016

El capitalismo aumenta la desigualdad: El 1% de la población posee el 51% de la riqueza en 2016

El 1% superior de la poblacion atesora el 51% de la riqueza global. De hecho, el 10% posee el 89% de toda la riqueza del mundo. Esta es la nueva cifra para el 2016 calculada por el informe anual de la riqueza global de Credit Suisse, dirigido por el economista marxista Michael Roberts. En 2014, el informe de Credit Suisse, mostraba que el 1% acumulaba en sus manos el 48% de la riqueza global. Así que, en el último año y medio, la desigualdad global ha aumentado un 3%.

En el otro extremo de la pirámide de la riqueza mundial, la mitad inferior de los adultos posee colectivamente menos del 1% de la riqueza total.

La investigación muestra que 3.500 millones de personas - el 73% de todos los adultos en el mundo- poseen bienes e ingresos inferiores a 10.000 dólares en 2016. Otros 900 millones de adultos (19% de la población mundial) están en el abanico de los 10.000 a 100.000 dólares. Los pobres se concentran en la India y África y las naciones más pobres de Asia, con un 73% de ellos en los quintiles inferiores en términos de riqueza. Pero también hay un número significativo de personas que son pobres para los estándares mundiales en América del Norte y Europa, entre ellos un 9% de los norteamericanos, la mayoría con un patrimonio neto negativo, en el quintil inferior mundial y el 34% de los europeos en la mitad inferior mundial. Estas personas no sólo no tienen riquezas, es que están endeudados.

Por otro lado, el número de millonarios, que se redujo en 2008, mostró una rápida recuperación después de la crisis financiera y ahora es más del doble de su cifra del 2000. En la actualidad hay 32.9 millones de millonarios a nivel mundial, es decir, adultos con más de 1 millón de dólares en propiedades o ahorros después de descontar sus deudas. De hecho, sólo hay 140.000 personas en todo el mundo que tienen más de 50 millones de dólares de riqueza. Y ahora hay más de 2.000 multimillonarios, que son realmente los dueños del mundo.

El informe concluye que, suponiendo que no haya cambios en la desigualdad de riqueza mundial, se espera que haya otros 945 multimillonarios más en los próximos cinco años, elevando el número total de multimillonarios a casi 3.000. Más de 300 de los nuevos multimillonarios serán de América del Norte. China, primera potencia capitalista actual, según estos cálculos sumará más nuevos multimillonarios que toda Europa junta, situando el total de China por encima de 420.

21 de diciembre de 2016

Hugo Gellert: "Ser artista y ser comunista es la misma cosa"

Hugo Gellert fue un ilustrador de origen húngaro (nacido en Budapest el 3 de mayo de 1892), y cuya familia emigró a Estados Unidos. Allí se convertiría en un conocido dibujante, cartelista y muralista, tras estudiar en la Cooper Union y en la National Academy of Design. Geller formó parte pronto de los comités socialistas y de los movimientos antibélicos norteamericanos, afiliándose al Partido Comunista de Estados Unidos. Consideraba que el arte no podía estar separado del a política, y afirmó que "Ser artista y ser comunista es la misma cosa".

En su arte intentó transmitir sus ideas a la gente común y, muy especialmente, desarrollando una retórica contra el racismo institucional. Publicaría muchos de sus trabajos en revistas de su partido, The Liberator, The Workers Monthly y The New Masses. Por el caracter social y político de sus ilustraciones, algunas de ellas fueron secuestradas por el régimen capitalista. Por ejemplo, la portada de "The Working day", que mostraba a un trabajador negro espalda con espalda con un minero blanco, acompañados por una cita de Karl Marx: "Un trabajador blanco no puede emanciparse jamas mientras un trabajador negro esté explotado".

Se opuso a la participación de EEUU en la Primera Guerra Mundial, y formó parte de los movimientos socialistas antibélicos, militando por la unión de todos los trabajadores frente a sus explotadores, independientemente de su nacionalidad. Sus ilustraciones en contra de la guerra aparecieron en la revista de la Federacion Socialista Húngara del Partido Socialista de América, en Előre (Forward), o en "The Masses from this time".

En 1927. Gellert se convierte en el lider de la Liga Anti-Horthy, el lider de la Hungria fascista, que fue la primera organización antifascista de Estados Unidos. En 1939 ayudará a formar el grupo "Artistas por la defensa", que despues se convertirá en "Artistas por la victoria" frente al nazismo.

Mejor pasamos a disfrutar de las obras del bueno de Hugo Gellert que, sabiendo que tanto el comunismo como el arte se basan en la búsqueda de la máxima expresión de lo humano, la libertad, la ausencia de explotación del hombre por el hombre, siempre será fiel a su lema:  "ser artista y ser comunista es la misma cosa".

Portada de "Liberator" anunciando el libro de John Reeds
sobre la Revolución Bolchevique

El mundo libre y el mundo esclavo

Contra las leyes racistas de Jim Craw,
fuera nuestros hijos de Corea

El Capital ilustrado

Lenin y los trabajadores


Aprendiendo a trabajar juntos

Los dos factores de la mercancia: valor de uso y valor de cambio

Déjame vivir

Serie sobre la Acumulación Primitiva, 1933

Serie La Acumulación Primitiva: lucha contra el
capitalismo salvaje desde el SXV

El "negro": nacido extranjero y discriminado
The working Day: ejemplar secuestrado por el gobierno




Serie La acumulación primitiva.

El Capital Ilustrado: tomar la fábrica

El Capital ilustrado: !Trabajadores del mundo, uníos!

Serie El Capital ilustrado: lucha de clases

Serie La acumulación Primitiva: el esclavismo

Lucha por el día del trabajo

Huelguista herido




20 de diciembre de 2016

Los señoritos y los camaradas

El siguiente dibujo muestra como veían los niños españoles su país en tiempos de la Guerra Civil: por un lado los señoritos parásitos, solo capaces de vivir a las espaldas del trabajo ajeno; por otro los trabajadores, la savia sana de España dedicada a la producción, al estudio y al ocio merecido.

¿Ha cambiado algo España desde entonces? ¿No seguimos sufriendo a una España de los señoritos, ladrones, corruptos, inproductivos, perniciosos para el bienestar general, mientras por otro lado, los trabajadores, los que ponen su grano de arena para el crecimiento y la libertad, tienen que soportarlos sobre sus espaldas?

Los niños siempre han tenido la capacidad de cazar al vuelo los acontecimientos, sin medias tintas ni fingimientos. Por eso, a los primeros,  holgazanes y malhechores, los niños de entonces les identifica con la bandera franquista, la rojigualda, y el símbolo nazi; a los segundos, la clase trabajadora, con la bandera republicana, la tricolor, y la hoz y el martillo.



El dibujo forma parte de la colección Dibujos infantiles de la Guerra Civil

9 de diciembre de 2016

Vampiros en La Habana (animación anticapitalista)

Tenemos una nueva joya para compartir en Moscofilms: ¡Vampiros en La Habana!. Fue coproducida en 1985, por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, Radio Televisión Española y Durniock Producciones. El 4 de febrero de 2009, ocupó el lugar no. 50 en la primera encuesta mundial sobre los 100 mejores títulos del cine iberoamericano, realizada por Noticine.com —un portal dedicado a la información de cine—, además de ser la única película animada de la lista.

La película trata de una conspiración por parte de las dos bandas organizadas de vampiros (“CapaNostra” en Estados Unidos y “Grupo Vampiro” en Europa) por apoderarse de una fórmula que les permite resistir el sol. En realidad, se trata de una crítica al capitalismo, pues es obvio como los vampiros de ambas mafias son representados por diferentes caricaturas de la burguesía, y el conflicto interimperialista entre ellos busca apoderarse de la fórmula que les permita dominar todo el mundo sin tener que esconderse de la luz.

Vampiros en La Habana (1985) es una película animada dirigida por Juan Padrón que usa los vampiros para una declaración política. La trama describe los esfuerzos de un científico (que también es un vampiro) para inventar una fórmula antisolar, “Vampisol”. Dos grupos de vampiros quieren usarlo para sus propios intereses económicos. Un grupo de Europa quiere obtener la receta para la fórmula y venderla para hacer dinero. Otro grupo de los Estados Unidos quiere destruir la receta para prevenir obstáculos de su negocio de playas artificiales para los vampiros. Ajeno a los dos lados, el científico usó a su nieto, el cubano Pepe, como el sujeto de sus experimentos. Mientras tanto, Pepe forma parte de un grupo de la resistencia contra el dictador Machado.

La película se podría haberse llamado también El vampirismo capitalista, y es una sátira política que muestra la corrupción del gobierno cubano durante la época previa a la Revolución, con una actitud servil a los intereses de las potencias económicas. El vampirismo es una representación del capitalismo: igual que un vampiro es sostenido por la vida y la sangre de sus víctimas, los Estados Unidos y Europa usaron los recursos de Cuba para su propio beneficio.

Aunque los vampiros estadounidenses y los vampiros europeos son competidores, en el marco del antimperialismo inevitable en la fase actual del capitalismo, los motivos de los dos grupos son los mismos: hacer dinero a cambio de la vida y los recursos de los trabajadores y los pueblos.

Imagini pentru vampiros en la habana
Al final de la película, Pepe decide compartir la receta de la fórmula con la comunidad de vampiros en forma de una canción por la radio. Este acto parece representar el triunfo de la Revolución. En esta última escena Pepito está dando un recital de trompeta mientras su esposa Lola y su hijo vampiro lo miran. La escena termina con un narrador diciendo que ahora todos los vampiros pueden disfrutar del sol gracias a Pepito.

Además la película es una celebración de la cultura cubana: muchas de las escenas incluyen música y baile tradicional. Todos los personajes son de las raíces que también son una representación de la población cubana: blancos, negros, mulatos, y mestizos trabajan juntos contra los vampiros europeos y estadounidenses.

¡Vampiros en La Habana! se desmarca de las conjuras típicas de Hollywood. Estéticamente, deja en evidencia esta tradición, en el primer minuto la joven Lola trata de ahuyentar a los nosferatus formando un crucifijo pero ellos no solo se ríen de esto sino que, además, la ridiculizan encendiendo un puro con una cruz. Ese desmarque, también, se subraya con la ambientación, a pesar de la ficción de la obra, que está construida sobre un campo objetivo mostrando la diferenciación de clases, la pobreza de La Habana, el adulterio, la mafia y otras verdades generalmente tabúes en el cine de animación. Ya no se idealizan las situaciones, sino que se dotan de un realismo con el que la masa puede identificarse.

En definitiva se trata de una imperdible película de animación que, además de divertida, muestra, en clave de humor, cómo funciona el capitalismo y que se puede y se debe luchar contra él. Se puede ver en MOSCOFILMS y a continuación:

5 de diciembre de 2016

RBC: Llamamiento del PCI (m) contra el terrorismo de estado contra el pueblo de Cachemira de los gobiernos de la India y Pakistán

En la Red de Blogs Comunistas (RBC) hemos traducido el comunicado del Comite Central del Partido Comunista de la India (maoista) en el que se hace un llamamiento a oponerse al terrorismo de estado de los gobiernos de la India y Pakistán contra el pueblo de Cachemira.

!No al terrorismo de estado de India y Pakistán en Cachemira!

!Apoyemos la lucha de la nación cachemira por su libertad!



PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


2 de octubre de 2016


¡OPONGÁMONOS AL TERRORISMO DE ESTADO CONTRA EL PUEBLO DE CACHEMIRA!

¡EXIGIMOS QUE SE DETENGA LA POLÍTICA BELICISTA, CHOVINISTA Y AGRESIVA DEL RÉGIMEN HINDUISTA, FASCISTA Y EXPANSIONISTA DE MODI CONTRA PAKISTÁN!
¡OPONGÁMONOS AL TERRORISMO DE ESTADO CONTRA EL PUEBLO DE CACHEMIRA!
¡APOYEMOS LA JUSTA LUCHA DE LA NACIÓN CACHEMIRA POR SU LIBERTAD [AZADI EN HINDI]!

Resultado de imagen de no india, no pakistanEl ataque acaecido en la noche del 18 de septiembre contra una base del Ejército indio en Uri, en el estado de Jammu y Cachemira, se saldó con 17 soldados muertos y al menos 20 heridos, dos de los cuales fallecieron más tarde. Ha sido éste el mayor golpe sufrido por el Ejército indio en Cachemira en los últimos años. Tras el ataque, los partidos de la clase dominante, encabezados por el hinduista y fascista BJP [Bharatiya Janata Party (Partido Popular Indio), en hindi] y el bloque nacionalista hindú, todos a coro, se pusieron a entonar sin descanso la cantinela patriotera antipakistaní, expresión de la agresividad expansionista india. Los partidos de la oposición competían entre sí por ver quién parecía más “nacionalista” al hacer declaraciones antipakistaníes y exigir “medidas contundentes”. Las acusaciones de la oposición y de los medios de comunicación empresariales contra el gobierno de Modi por su supuesta incapacidad para actuar “enérgicamente” y “dar una lección a Pakistán” no se hicieron esperar. Ni que decir tiene que el gobierno de Modi y la RSS [Rāṣṭrīya Svayamsēvaka Saṅgha (Organización Nacional Patriótica), en hindi] no necesitaban que nadie les espoleara para dar rienda suelta a un aluvión de invectivas contra Pakistán tras el ataque de Uri, calificándolo de “patrocinador del terrorismo”, “Estado terrorista”, “epicentro del terrorismo global”, etc.

En medio del creciente vocerío de chovinismo nacionalista, entonado por las clases dominantes indias, y de patrioterismo del mismo jaez, del gobierno de Pakistán, un portavoz del Ejército indio (Director General de Operaciones Militares en Jammu y Cachemira) declaró en una conferencia de prensa celebrada en Nueva Delhi que el ejército había llevado a cabo con éxito el 28 de septiembre un “ataque quirúrgico” al otro lado de la Línea de Control. Afirmó que habían resultado destruidas diversas “infraestructuras terroristas”, entre las que mencionó varias “plataformas de lanzamiento”, y que habían sido abatidos varios “terroristas”. Apenas unos días antes, el ejército había informado de la supuesta muerte de unos diez “terroristas” mientras trataban de cruzar la Línea de Control, según se dijo. El ejército, sin embargo, no aportó prueba alguna que confirmara tal extremo. De igual modo, desde diversos ámbitos nacionales e internacionales se ha puesto en duda la veracidad del calificado como “ataque quirúrgico”. Algunos periodistas que visitaron la Línea de Control por el lado de la Cachemira ocupada por Pakistán y hablaron con habitantes de la zona no pudieron encontrar ninguna prueba de “ataques quirúrgicos” del Ejército indio. La presión sobre el gobierno indio para que aporte pruebas ciertas no ha dejado de aumentar, si bien hasta ahora éste se ha negado obstinadamente a mostrarlas.

En realidad, el modo en que el gobierno efectuó el anuncio del “ataque quirúrgico” y el hecho de que más tarde se negase a dar pruebas concretas cuando se le solicitaron, es motivo suficiente para sospechar de la verdad de todo el asunto. Este “ataque quirúrgico” guarda enorme similitud con el modus operandi del gobierno de Modi después de que, el año pasado, el Ejército indio sufriera un gran número de bajas en un ataque llevado a cabo por el NSCN [Consejo Nacional Socialista de Nagaland/Nagalim, en sus siglas en inglés], dirigido por SS Khaplang, en Manipur. A posteriori, el gobierno de Modi declaró públicamente que el ejército había llevado a cabo un ataque en territorio de Myanmar en el curso de una “persecución en caliente” de la guerrilla de Nagaland y que había matado a varios de sus integrantes, aseveración que sigue sin demostrarse y que fue desmentida rotundamente tanto por dicha organización como por el gobierno de Myanmar. El anuncio del reciente “ataque quirúrgico” parece estar motivado, igualmente, más por razones políticas que por necesidades militares. Su principal objetivo es aplacar al electorado hinduista del BJP/Bloque nacionalista hindú y poner a los partidos de la oposición a la defensiva. Pero el hecho mismo de realizar tales afirmaciones demuestra ampliamente que por muy susceptible que sea en lo tocante a la “unidad e integridad” de “Bharat Mata” [“Madre India”, en hindi], el gobierno de Modi no tiene escrúpulos en violar la soberanía y la integridad territorial de otros países y naciones, incluidos nuestros vecinos, si es en interés de las clases dominantes y de sus amos imperialistas, en especial del imperialismo norteamericano. De hecho, la agresión y la intervención militar contra nuestros vecinos ha sido siempre la política de los gobernantes expansionistas indios y sigue siendo una parte integral de la agenda fascista brahmánico-hindú, que pasa por establecer el gran “Hindu Rashtra” [“Estado hindú”, en hindi] en todo el sur de Asia. En el pasado, ya algunos portavoces del BJP hicieron público su compromiso de establecer el “Akhand Bharat” [“La gran India unida”, en hindi] por medios pacíficos. La responsabilidad de poner al país al borde de la crisis actual recae sobre esta política expansionista de las clases dominantes indias.
 
Pero, aunque se soslaye la cuestión de si el “ataque quirúrgico” se produjo realmente o no, se puede afirmar con bastante seguridad que el gobierno de Modi tomó la decisión de hacer pública dicha aseveración para tratar de recomponer su penosa imagen a nivel nacional e internacional tras el fracaso absoluto y manifiesto de su política en Cachemira. Incapaz de responder de otro modo que no fuese por la fuerza militar –hasta la fecha, se ha cobrado las vidas de casi un centenar de cachemires y más de 20.000 han resultado heridos– al actual levantamiento, histórico y sin precedentes, de las masas de Cachemira, el gobierno de Modi necesitaba un pretexto para desviar la atención del mundo de las atrocidades cometidas por las fuerzas de ocupación indias en Cachemira. El gobierno pretendía trocar su imagen de terrorista de Estado en Cachemira por la de víctima del “terrorismo transfronterizo promovido por otro Estado”. Y se encontró con tal pretexto en el ataque de Uri.

Por otro lado, el gobierno de Modi estaba buscando la ocasión de canalizar sin riesgos el creciente descontento de las masas del país hacia un “enemigo” exterior. Desde las últimas elecciones legislativas, el Bloque nacionalista hindú y el BJP no han dejado de trabajar de forma planificada para ganarse a las castas desfavorecidas y a los dalits con el fin de consolidar su base social y minimizar la resistencia ante sus decisiones reaccionarias y antipopulares. Utilizando la maquinaria del Estado, el BJP de Modi ha presentado a bombo y platillo varios programas dirigidos a los trabajadores, campesinos, castas desfavorecidas, dalits, adivasis, mujeres y a los más pobres de entre los pobres. Aun así, la política económica de Modi ha fracasado por completo a la hora de mitigar la agudísima crisis social y el descontento resultante. Ha fracasado absolutamente en su supuesta intención de traer “achhe din” [“días mejores”, en hindi] a la gran mayoría de la población del país. Los “achhe din” siguen siendo sólo el privilegio de los imperialistas y de una minúscula minoría de gentuza: los grandes capitalistas, los grandes terratenientes, los políticos de la clase dominante, los burócratas y altos funcionarios del gobierno, etc. Durante más de dos años de gobierno, Modi ha demostrado su absoluta incapacidad para resolver cualquiera de las candentes cuestiones económicas, políticas y sociales que afectan a las masas y para abordar su descontento. Este descontento se expresa a través de diversos movimientos de masas de los trabajadores, campesinos, castas desfavorecidas, dalits, adivasis, estudiantes, empleados, minorías religiosas, nacionalidades oprimidas, etc., entre los cuales, el actual estallido en Cachemira es el más activo y amplio.

Otro factor que subyace en la agresividad del gobierno de Modi hacia Pakistán es la proximidad de las elecciones a la Asamblea Nacional. También son de gran importancia para el BJP las elecciones en Uttar Pradesh, seguidas de las de estados como el Punyab y Gujarat, donde está en juego el destino de sus gobiernos en solitario o en coalición. Es mucho lo que se juega el BJP y más después de su absoluto fracaso en las recientes elecciones legislativas celebradas en Bengala, Kerala, Tamil Nadu y Pondicherry (podría alcanzar una victoria de consolación tan sólo en Assam debido principalmente a los 15 años de desgobierno del Partido del Congreso). Es por ello que, ante las próximas elecciones y al servicio exclusivo de sus intereses particulares, el BJP y el Bloque nacionalista hindú se han entregado a la desesperada a la retórica pseudonacionalista contra Pakistán.

Así pues, el gobierno de Modi ha utilizado el ataque de Uri para lograr principalmente dichos objetivos. Su respuesta al ataque de Uri, junto con sus esfuerzos diplomáticos para “aislar” a Pakistán en el plano internacional, concuerda plenamente con la política de las clases dirigentes indias: opresión nacional en Cachemira y expansionismo a costa de los países vecinos. Aunque ésta ha sido la política seguida por todos y cada uno de los gobiernos desde 1947, nunca se había reflejado de modo tan brutal, tan despiadado y tan cínico como con el actual gobierno de la Alianza Democrática Nacional que encabeza el fascista y brahmánico-hindú BJP. No es de extrañar que todos los partidos parlamentarios, incluidos los revisionistas del PCI (Marxista) y del PCI, se pronuncien en términos semejantes al BJP y respalden a la banda fascista y xenófoba de los Modi-Amit Shah-Mohan Bhagavat-Rajnath-Parikkar, puesto que todos ellos representan los mismos intereses de la clase dirigente india.

No contento con la historia del “ataque quirúrgico”, el gobierno de Modi se ha lanzado a una virulenta campaña de chovinismo nacionalista y está tratando de desencadenar la histeria bélica en el país. El gobierno de Modi está empeñado en crear un ambiente de guerra: ha desplegado fuerzas militares y paramilitares adicionales en la frontera, ha efectuado bombardeos y disparos al otro lado de la línea, ha ordenado a los residentes de la zona de la frontera internacional que abandonen sus hogares, ha declarado la “alerta máxima” en los estados limítrofes, ha seguido con sus sospechosas declaraciones, como la de haber “detectado” “terroristas” en Mumbai, etc. Ha dado al traste con la Cumbre de la Asociación Sud-Asiática para la Cooperación Regional, al presionar a varios países de Asia meridional con la amenaza de recortar los intercambios económicos y rebajar las relaciones diplomáticas, así como de derogar el tratado de larga data de aprovechamiento compartido de agua con Pakistán y otras medidas de cariz semejante. Al mismo tiempo, el gobierno de Modi ha intensificado sus esfuerzos diplomáticos a fin de recabar apoyo internacional para su ocupación y represión en Cachemira, su agresión contra Pakistán en nombre de la “guerra global contra el terrorismo” y su “aislamiento” internacional. Para ello, ha buscado el apoyo principalmente del gobierno de Estados Unidos.
Resultado de imagen de cachemira entre india y pakistan

El gobierno paquistaní de Nawaz Sharif, por su parte, ha redoblado su retórica antiindia y patriotera como respuesta, fundamentalmente, a la situación interna reinante en su país. Las clases dirigentes paquistaníes se enfrentan a una ira popular creciente debido a la crisis económica y política cada vez más profunda y a la agudización de las contradicciones sociales en el país. Las políticas estratégicas y económicas proimperialistas llevadas a cabo por el gobierno de Nawaz Sharif, las operaciones militares en curso contra las minorías nacionales y los grupos islámicos, su reticencia a apoyar el movimiento de liberación de Cachemira en el pasado, etc., están provocando un profundo malestar entre las masas pakistaníes. En este contexto, los principales partidos de la clase dirigente del país, incapaces siquiera de sentarse juntos para tratar cualquier asunto, han conseguido unirse para dar a la India una “respuesta adecuada” y están animando a las masas para que cierren filas en torno al gobierno. También Pakistán ha intensificado sus preparativos militares y está empleando un lenguaje nacionalista y chovinista para crear un ambiente de guerra.

Mientras los gobernantes paquistaníes invocan la cuestión de Cachemira con la promesa de darle todo su apoyo y recalcan en los foros internacionales el papel opresor de la India, los gobernantes indios, en un intento por superar a su rival, han comenzado a plantear el tema del movimiento de liberación nacional de Baluchistán. Las clases dominantes de cada uno de los dos países afirman respaldar a los movimientos de liberación nacional de su oponente, al tiempo que subyugan a las nacionalidades oprimidas y aplastan a los justos movimientos de liberación nacional que hay dentro de sus propias fronteras. Esto demuestra con claridad el oportunismo y el rotundo fracaso de las clases dominantes de ambos países. Plantean la cuestión de la opresión nacional y del derecho a la autodeterminación de las nacionalidades oprimidas sólo para servir a sus propios intereses de clase y al de las potencias imperialistas, y no por una auténtica solidaridad hacia las naciones y los pueblos en lucha. En consecuencia, las clases dirigentes de Pakistán o la India no son, y nunca podrán serlo, los aliados genuinos, dignos de confianza y creíbles del pueblo de Cachemira o del de Baluchistán en sus luchas de liberación nacional.

El origen de este pulso entre las clases dominantes de la India y Pakistán por la cuestión de Cachemira está en el conflicto de sus intereses económicos y estratégicos. Como compradores del imperialismo, representan también los intereses de las diferentes potencias imperialistas que las respaldan. Es mucho lo que Estados Unidos, Gran Bretaña y la UE se juegan económica y militarmente en ambos países del sur de Asia. La India es un mercado extremadamente importante para el imperialismo estadounidense, y más en un momento en el que, como el actual, se encuentra bajo los efectos de una grave crisis económica y financiera. De ahí que EEUU necesite que la economía india se abra aún más al saqueo neocolonial y a la explotación sin límites, fortaleciendo su control sobre la India. A su vez, EEUU considera a la India como un centro estratégico importante para contener la creciente influencia de sus rivales en Asia (Rusia y China) –de China específicamente en la región del Pacífico asiático–, en especial cuando los vínculos económico-diplomático-militares de Pakistán con ambos países se están ampliando. 

En este contexto de creciente conflicto interimperialista entre los Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y Rusia, China e Irán, por otro (que se manifiesta muy especialmente en la pugna por Siria y Ucrania), Estados Unidos quiere que la India esté firmemente de su lado. Las estrechas relaciones de Rusia con algunas exrepúblicas soviéticas de Asia central y los crecientes lazos económicos de China con ellas son otra causa de preocupación para Estados Unidos. El gobierno indio es también un importante aliado de Estados Unidos en su “guerra global contra el terrorismo”. En ese sentido, Estados Unidos y sus aliados imperialistas están alentando y utilizando la ambición de poder de las clases dominantes indias, y satisfaciéndola, hasta cierto punto, para asegurarse una mayor integración de la economía india en el mercado imperialista mundial.

Al mismo tiempo, no obstante, Estados Unidos también pretende que Pakistán esté de su parte para defender sus intereses económicos y estratégicos en Asia meridional, central y occidental, en su guerra en Afganistán y para contrarrestar a Rusia y China. Por lo tanto, no es probable que EEUU y sus aliados accedan a la pretensión del gobierno indio de aislar a Pakistán internacionalmente y de detener la “ayuda/asistencia” económica, diplomática y militar que recibe. Los esfuerzos del gobierno indio por aislar a Pakistán en el ámbito internacional, con el objetivo de obligarle a dejar de apoyar al movimiento cachemir, no tendrán éxito. El apoyo estratégico de las potencias imperialistas a sus compradores indios y paquistaníes continuará relativamente inalterado a corto plazo, aunque el alcance y el nivel de dicho apoyo puedan experimentar algunas variaciones tácticas de acuerdo con los cambios en la política internacional y en el equilibrio de fuerzas. Puesto que detrás del choque de intereses entre los gobiernos compradores de los dos países está el enfrentamiento entre las potencias imperialistas, la tensión y la acritud mutua entre ambos países seguirán existiendo e incluso podrán intensificarse con el agravamiento de las contradicciones fundamentales en el mundo.
 
En este contexto, es evidente que mientras las clases dirigentes indias persistan en su pretensión de suprimir el derecho a la autodeterminación del pueblo cachemir, prosigan con sus políticas xenófobas y fascistas hacia los musulmanes y mantengan su injerencia en los asuntos internos de los países del sur de Asia, en especial de Pakistán, no podrán evitar ataques como el de Uri. Como tampoco podrán las clases dominantes pakistaníes evitar que los pueblos y naciones oprimidos practiquen la resistencia armada contra el sometimiento y la opresión. Mientras las clases dominantes compradoras de ambos países continúen cediendo a los intereses estratégicos y económicos del imperialismo, nunca podrán contener la rebelión popular, armada o desarmada.

El Comité Central del PCI (Maoísta) llama al pueblo de la India a tomar conciencia de las maquinaciones nacional-chovinistas de las clases dirigentes indias, tramadas por el gobierno de Modi y los partidos parlamentarios contra Pakistán. Los pueblos de la India y Pakistán no tienen nada que ganar con una escalada militar o una guerra entre ambos países y sí mucho que perder. Serán los pueblos de ambos países quienes tendrán que soportar la enorme carga financiera de una eventual movilización militar a gran escala en la frontera, en función de la intensidad y del alcance de tal despliegue. Por lo tanto, exhortamos al pueblo a que se oponga a cualquier tipo de intervención expansionista del gobierno indio contra la Cachemira ocupada por Pakistán y contra Pakistán, ya sea mediante “ataques quirúrgicos”, la agresión militar directa o sanciones económicas o diplomáticas. El Comité Central reitera su inequívoco apoyo al derecho del pueblo de Cachemira a la autodeterminación, incluyendo la secesión de la India, e insta al pueblo indio a defender firmemente este derecho del combativo pueblo cachemir. Al pueblo de Cachemira le decimos: “¡No estáis solos!” ¡Opongámonos a la ocupación india de Cachemira y al terrorismo de Estado continuado de las fuerzas armadas indias! ¡Apoyemos la lucha de la nación cachemira por su libertad! ¡Exigimos que se detenga la política belicista, chovinista y agresiva del gobierno indio que dirigen los fascistas hinduistas para fomentar el expansionismo! ¡Exigimos que se ponga fin a las amenazas e intimidaciones contra artistas y ciudadanos paquistaníes en la India! ¡No rotundo a cualquier tipo de guerra con Pakistán!

(Abhay)
Portavoz
Comité Central 
PCI (Maoísta)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...