29 de noviembre de 2016

El 34% de los trabajadores españoles ganan menos del salario mínimo y el 47% no llega a mileurista

De por sí, el salario mínimo en España es ridículo, pero aun así en España hay casi 6 millones de trabajadores que ganan todavía menos. Es decir, hay 5.9 millones de trabajadores que no alcanzan el salario mínimo interprofesional, que es, para esta anualidad, de 9.080,40 euros brutos en 14 pagas. 

Gráfico: Insurgente
Los datos los ofrece la Agencia Tributaria y muestran que el número de los que llaman Working Poor, o trabajadores pobres, no cesa de aumentar en España desde 1999. Tanto es así que España cuenta con un 1,16% más de trabajadores pobres que el año anterior, cuando había 5,8 millones. El incremento es del 10,9% si se pone en relación con el inicio de la crisis (2008), cuando había 5,37 millones.

Es más, estos trabajadores que no llegan al salario mínimo representan el 34,4% del total de todos los asalariados, siete puntos porcentuales más que en comparación con 2008 (27,8%). Es decir, muchos trabajadores no tienen una continuidad suficiente en sus trabajos como para haber recibido, al final del año, la cantidad fijada como SMI.

España también bate sus propios records en otras situaciones lamentables, al alcanzar los 8,16 millones de asalariados que no lograron alcanzar en el conjunto del año una renta equivalente a 1.000 euros brutos al mes. Este colectivo ya representa el 47% del total, según la Agencia Tributaria. Es decir, solo la mitad de los trabajadores llegan a mileuristas.
Gráfico: Insurgente
Por otro lado, mientras el número de personas con un renta más reducida ha caído, el salario medio anual creció en 2015 por primera vez en España tras cuatro ejercicios consecutivos de retroceso. Este se situó en 18.645 euros brutos anuales, lo que supone un leve aumento del 1,2% en relación con el ejercicio anterior. Si se compara con 2008, a las puertas de la crisis, el descenso se sitúa en un 1,8%. Y es que entonces la nómina media fue de 18.996 euros.

En todo caso, el aumento del salario medio es consecuencia del importante aumento de los salarios más altos, mientras, como se ha visto más arriba, los salarios más bajos lo que han aumentado es el número de trabajadores que los cobran. Así, e sueldo del 10% que más cobra en España aumentó en 167,56 euros mensuales en el año 2015, esto es, ganaron un 3,63% más que en el ejercicio anterior, según los datos de salarios medios publicados por el INE. Es decir, el 10% que más cobra en España elevó su salario medio bruto mensual hasta 4.784,5 euros. Desde el año 2007, justo antes del estallido de la crisis, los salarios más altos han aumentado en más de 1.100 euros al mes.

Mientras tanto, el salario medio bruto del 10% con menores sueldos fue de 420 euros al mes. Esto es, casi 230 euros por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2015 fue de 648,6 euros.

En cuanto a los trabajadores de lo que antes se llamaba "clase media", el salario bruto de las clases medias ha aumentado con respecto al inicio de la crisis, pero lo ha hecho de forma decreciente, esto es, los que más cobran han ido ganando más y los que menos cobran, han ganado menos.

En resumen, la consecuencia general y resumida de los efectos del capitalismo sobre los trabajadores en España es que la brecha salarial entre el 10% que más gana y el 10% que menos gana se ha ampliado un 42%. Como se explica en el estudio sobre el impacto de las diferencias salariales en los hogares -publicado por Oxfam-, España bajo el régimen capitalista ha vivido en los últimos 15 años el siguiente proceso: la concentración de la renta por parte de una minoría de la población y el aumento de la brecha entre los salarios más altos y más bajos, que han bajado más.

Entre las causas de esta situación está la creciente tasa de temporalidad fomentada por las sucesivas reformas laborales de los gobiernos del régimen, PP-PSOE, que han ido recortando derechos y estabilidad a los trabajadores para bien de las empresas. Por supuesto, el motivo principal de la creciente desigualdad entre ricos y pobres y el aumento de las penurias de los trabajadores en general es la barbarie capitalista, sistema que se basa precisamente en la explotación de una minoría sobre la mayoría y la tendencia, a falta de oposición de esta, a reducir el nivel de vida y la tasa de participación en la riqueza por ella producida de la clase trabajadora. Capitalismo, pues, es sinónimo, aunque a los progres les sorprenda o se hagan los tontos, de injusticia y desigualdad.

28 de noviembre de 2016

Comunicado de la Red de Blog Comunistas por el fallecimiento de Fidel Castro

La Red de Blog Comunistas (RBC) rinde homenaje revolucionario a Fidel Castro Ruz, líder de la Revolución cubana y figura fundamental en la historia de la segunda mitad del siglo XX.

Con la muerte de Fidel Castro se pone fin simbólicamente al ciclo revolucionario iniciado en 1917.

No es éste el momento de entrar en valoraciones políticas sobre el papel de Fidel Castro en el devenir del Movimiento Comunista, de la lucha de clases a nivel internacional y de la construcción del socialismo en Cuba. Más pronto que tarde, un nuevo ciclo de revoluciones triunfantes sabrá aventar de su legado la paja del grano con que alumbrar un nuevo mundo sin explotación capitalista.

En todo caso, a los miembros de la RBC no nos cabe duda de que el espíritu internacionalista y la firmeza antiimperialista de Fidel Castro y de la Cuba revolucionaria que dirigió serán fuente inmarcesible de inspiración para todas las futuras revoluciones proletarias.

26 de noviembre de 2016

Milton Wolff, La España de Franco, amenaza para la paz mundial (traducción completa descargable)

Milton Wolff fue el último comandante del Batallón Lincoln de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española y un icono en Estados Unidos, tras su regreso en 1939, por su lucha contra el capital y a favor de los derechos políticos y sociales.
Nació el 7 de octubre de 1915 en Brooklyn, barrio obrero de Nueva York, desde el que llegaron a España muchos voluntarios comunistas. Así lo relata Wolff en su libro Member of the Working Class (Miembro de la clase obrera), una obra a medio camino entre la novela y la autobiografía en la que relata los tiempos de compromiso y lucha de su juventud.
Después de volver a Estados Unidos en 1939, se convirtió en un destacado referente del antifascismo, defendiendo la alianza con la Unión Soviética contra el nazismo y los países del Eje. Nuevamente, para derrotar al fascismo, se alistó en 1942 en el Ejercito norteamericano cuando su gobierno se unió a la lucha contra la Alemania nazi y el Japón imperial en la II Guerra Mundial.

Tras la victoria del Ejército Rojo contra el nazismo y, por ende, de sus aliados, a su vuelta a casa Wolff y otros veteranos de la Lincoln continuaron trabajando a favor de la implantación de la democracia en España, presionando al Departamento de Estado para que rompiera las relaciones con la España de Franco y prestara asistencia a los refugiados españoles y prisioneros del régimen franquista. Sin embargo, el gobierno de los Estados Unidos se encontraba ya en pleno proceso de creación de una alianza anticomunista, lo que incluía a la España de Franco entre sus principales aliados. La lucha por nuestro país de los excombatientes de la Brigada Lincoln llevó en 1947 al Departamento de Justicia de los EEUU a considerarlos como organización peligrosa y a detener a algunos de sus miembros en 1950.
Imagini pentru milton wolf brigadista
Este contexto histórico es el marco en el que Milton Wolff, héroe de la lucha por la libertad de España y de su país, Estados Unidos, escribió la obra que hemos traducido al castellano en Cuestionatelotodo, con la colaboración del camarada Sade, La España de Franco, amenaza para la paz mundial, mientras era Coordinador de actividades del Comité de Acción para Liberar España ¡Ahora! (Action Committee to Free Spain Now, en inglés). 
En este texto, en el que se muestra cómo el gobierno norteamericano no tardó mucho en pasarse del lado del fascismo tras ver ondear la bandera roja sobre el Reichtag, Wolff exige la actuación urgente de las Naciones Unidas contra el franquismo que, como bien afirma, fue una cuña del Eje fascista entre los países aliados y una amenaza grave para la paz recién recuperada. Tristemente, cuando llegó el momento de su muerte, en 2008, Wolf había tenido que asistir a la ofensiva exitosa del capital contra el trabajo y a la restauración de la dictadura de la burguesía en la mayoría de los lugares donde el socialismo y la democracia se habían proclamada tras la Segunda Guerra Mundial.

Wolff advierte:

"Franco, miembro del Eje, no ha sido derrotado aún, a pesar de que medio mundo exige una actuación inmediata. Y no sólo no ha sido derrotado, SINO que cuenta con el apoyo y el sostén de Argentina, Gran Bretaña y nuestros propios Estados Unidos de América. Los pueblos del mundo y la mayoría de sus representantes en las Naciones Unidas han comprendido la sencilla verdad de que no podemos construir la paz mientras el fascismo siga atrincherado en España".

Recordemos las palabras y el ejemplo de Milton Wolff, espejo de luchadores revolucionarios.
El texto de Wolff se puede leer y descargar a continuación:

El pueblo cubano siempre le estará agradecido

Imagini pentru fidel armadoLideró al pueblo cubano de la única forma posible de que los trabajadores conquisten la libertad, arma en mano, y mientras fuera presidente del país no se coqueteó con el imperialismo, siguiendo las palabras del Ché Guevara de que "al imperialismo ni un tantito así".

Ha quedado un vacío enorme en la historia de la lucha por un mundo mejor, por el socialismo, pero la historia sigue adelante, y sin duda habrá nuevas revoluciones, nacerán nuevos revolucionarios que lideren a sus pueblos hacia la liberación y que, con seguridad, tendrán entre sus referentes a aquel puñado de guerrilleros de Sierra Maestra dispuestos a caer derrota tras derrota hasta la victoria final.

Como todos los mortales, susceptibles de crítica, seguro que Fidel  tuvo defectos y cometió errores, pero si hay algo de lo que no cabe duda es de que su pueblo siempre le estará agradecido.

25 de noviembre de 2016

El simpa de Rita

Los peperos y demás bandas que se reparten el bacalao del dinero público español están aparentemente compungidos: se ha muerto Rita. Por cierto que a Rita la echaban a patadas de su partido hace bien poco, la pedían que abandonara su puesto de senadora o la decían que hacía más daño al PP que otra cosa.

Imagini pentru rita barbera se rie
Rita y algunos de sus cómplices.
Hoy las lágrimas de cocodrilo de sus "amigos" (ya sabemos que los burgueses y sus servidores no conocen ni patria, ni madre, ni socio ni amistad más allá del dinero) se hacen ver tristones por todos los medios de propaganda del régimen.

No obstante, pocos dicen, salvo algún tuitero imaginativo, que la muerte de Rita Barberá, que más allá de plañideras y de los dramáticos rasgarse las vestiduras que la coalición que apoya al gobierno (incluyendo los que han facilitado que gobierno, la mafia P$O€) ha ofrecido a su público, incluso convirtiendo al mentidero que es el Congreso en un teatrillo con actores sobreactuados, no ha sido más que un espectacular simpa (los españoles llamamos así a los momentos en los que no se paga la cuenta en el bar).

Rita, que ha pasado a mejor vida después de convertirse en la encarnación más popular de la corrupción, el parasitismo y el saqueo masivo e impune del erario público, como musa de la tremenda juerga, la aberrante orgía, en la que ha vivido permanentemente la clase política española desde hace casi cuarenta años, a costa de los trabajadores españoles, se ha ido, como suele pasar con los de su calaña, sin pagar.

Imagine similară
La alcaldesa burlándose de las víctimas del accidente del metro de Valencia
Como es normal entre los bandidos, que suelen ser solidarios entre ellos, todos los aprovechados del "fiestón de la democracia" han hecho piña alrededor de la que era el centro de las sospechas de blanqueamiento de capitales de ese gran tugurio de corrupción que fue la Administración de la Comunitat Valenciana, de la que se ha transformado en genio y figura de la corrupción generalizada de la clase política parida en el franquismo y que sigue haciendo y deshaciendo, saqueando y viviendo del cuento, como hacía igualmente la oligarquía fascista, paro ahora también en la democracia ficción que nos imponen para poder seguir haciéndolo.

Recordemos también que la tal Rita no era, ni mucho menos, un dechado de elegancia o educación: alguien capaz de reírse en la cara de las víctimas del accidente del metro de la ciudad de la que era alcaldesa, de cuyas muertes y consecuencias físicas, psicológicas y económicas era principal responsable, no puede ser, ni de lejos, una buena persona, alguien a quien se pueda respetar (teniendo en cuenta, además, los otros hobbies que la "señora" tenía, como el blanqueo de capitales o ser miembro principal de la mafia formada por corruptos declarados y algunos, pocos, condenados, como Camps, los hermanos Fabra, Alfonso Rus, etc.).

En todo caso, y dejando de lado lo que nos parezca o sintamos realmente su muerte (el propio presidente Rajoy ahora llora mientras hace unos días no quería ni verla), el punto importante en este acontecimiento "mediático", que sus propios secuaces de partido (los mismos que estaban empezando a alejarse de ella como una apestada para que no perjudicara sus privilegios) están aprovechando para hacer campaña política, (respetando su muerte como una paloma respeta al paseante cuando expulsa sus excrementos), y, de paso, defenderse de las denuncias contra la generalizada corrupción en su partido, como si la muerte accidental (por obra y gracia de dios, pensarán) de una de ellos les convirtiera milagrosamente en inocentes....; en definitiva, el punto importante, decíamos, es exigir que se abone la cuenta, que se devuelva el botín, que se pague lo que se debe (y no solo nos referimos a los muertos, sino también, por supuesto, a los que siguen vivos).

Poster de la R.P.China de 1950 con los principales líderes comunistas de la época




Primera fila: I.V. Stalin (URSS), Mao Zedong (China).

Segunda fila: Maurice Thorez (Francia), Palmiro Togliatti (Italia), Kim Il Sung (Corea Democrática), Boleslaw Bierut (Polonia), Ho Chi Minh (Vietnam).

Tercera fila: Gheorghe Gheorghiu-Dej (Rumania), Vylko Tchervenkov (Bulgaria), Klement Gottwald (Checoslovaquia), Matyas Rakosi (Hungria), Wilhelm Pieck (RDA).

Cuarta fila: William Foster (Estados Unidos), Kyuiti Tokuda (Japón), Enver Hoxha (Albania), Horloogiin Choybalsan (Mongolia).

Quinta fila: Dolores Ibárruri /España), Harry Pollitt (Gran Bretaña).

Lista de nombres reconstruída con la ayuda de los camaradas Хосе Карлос y Jairo Aja

22 de noviembre de 2016

Agustín Gómez Arcos: la necesidad de la venganza

Agustín Gómez Arcos, escritor excluido de la literaria oficial española, a pesar de ser uno delos escritores más exitosos en Francia, sufrió una doble censura: la censura explícita ejercida por la dictadura franquista, y la censura tácita durante la transición, al fin y al cabo continuación maquillada de aquella. El Franquismo prohibió su obra y la deforme “democracia” que aquel parió la ignoró por completo, al no aceptar su autor la traición a la República, a las víctimas del fascismo, a los que lucharon durante decenios contra la dictadura, que está última representó. 
Resultado de imagen de AGUSTÍN GÓMEZ ARCOS
Gómez Arcos jamás perdonó a los ideólogos y artífices de la falsa “reconciliación nacional”, un concepto que esconde poco más que la aceptación de la victoria del fascismo y de la impunidad de sus criminales. La mayoría de los personajes creados por él tienen como motor el odio de clase, la indignación y el ansia de justicia imprescindibles para que pueda existir algún día una verdadera democracia. Toda su obra, pues, es compromiso político.

Guiado por sus inquebrantables principios, algo excepcional en una España de mercenarios ideológicos y prostitución literaria, y siguiendo a Celaya y su aquel verso, “la poesia es un arma cargada de futuro”, afirmó y defendió que“los políticos olvidan, los escritores no”, y subrayando la imprescindible necesidad de “contar los muertos de mi España y poner la factura al Culpable”, algo que todavía no se ha llevado a cabo.

Gómez Arcos nace en Enix (Almería) en 1933, en el seno de una familia que sufrirá duramente la represión y el aislamiento social por su condición de “rojos”. De esa experiencia infantil nace su libro “El niño pan”, en el que nos narra con contundente realismo la tragedia de los vencidos. Cursa el bachillerato en la ciudad de Almería, disfrutando de una predilecta relación con su profesora Celia Viñas, poeta y escritora. Es ella quien le transmite la afición por la creación literaria en un ambiente de profundo espíritu de libertad, herencia de los ideales de la Institución Libre de Enseñanza.

En Barcelona inicia estudios de Derecho, para pronto abandonarlos. Posteriormente, se traslada a Madrid concentrándose en la producción dramática. Abordará todos los géneros literarios, publicando en 1956 su primer libro de poemas, 
“Ocasión de paganismo”, pero es en el teatro donde encuentra el vehículo de expresión de su contestación social y rebeldía hacia el Régimen que atenaza España. Comparte posiciones comprometidas, con autores como Alfonso Sastre o José Bergamín, para quienes la literatura es ante todo un hecho social y por lo tanto, al escritor se le exige igualmente responsabilidad social

En 1960 consigue el primer premio en el Festival Nacional de Teatro Nuevo con su farsa
“Elecciones generales”. La censura le retira el premio y prohíbe su representación. En 1962 se le otorga el premio Lope de Vega por la obra “Diálogos de la herejía” premio que es anulado posteriormente y censurada la puesta en escena. Nuevamente en 1966 con la pieza teatral “Queridos míos es preciso contaros ciertas cosas” recibe el segundo premio Lope de Vega tras declararse, sospechosamente, desierto el primero. Al no recibir ninguno de los galardones y anularse consecutivamente los estrenos de sus obras y, junto al ambiente asfixiante en el que vivió por aquellos años en Madrid, decide autoexiliarse en primer lugar a Londres y finalmente a París.

Instalado en París desde 1968, se rebela de una forma particular contra su madre patria, aquella que se había convertido en un gran campo de concentración: abandonar el castellano y empezar a escribir, exclusivamente, en francés. Sin embargo, los temas seguirán saliendo del manantial de la realidad española, y sus obras comprometidas con la memoria, la justicia y la lucha por la libertad.

En Francia, tendría un éxito rotundo, algo que contrasta con su olvido por motivos políticos en España. Sería dos veces finalista del acreditado premio “Goncourt” una de ellas en 1978 por Escena de caza furtiva”, novela violenta, en la que se ponen minuciosamente al desnudo los mecanismos represivos de la Dictadura, la tortura, la clandestinidad, la corrupción... Un tema habitual de sus novelas, como de su pensamiento, es la de la necesidad de la venganza, única forma de justicia posible. Por ejemplo, en la novela citada, la esperanza surge a través de un personaje, un francotirador, el hijo de las víctimas, que con fusil en mano disparará al Jefe de Policía dos balas en el bajo vientre, “…que desgarran de inmediato carne y sexo….dos balas misioneras…”.

Así responde el autor a ese “autoperdon” que el Régimen se había dado a sí mismo, pisoteando a la justicia de sus víctimas, pues, según Gómez Arcos, tal democracia era una democracia creada por franquistas, los mas inteligentes y flexibles de la derecha. Iniciada la Transición Gómez Arcos regresó ocasionalmente a España, de donde nunca perdió la nacionalidad, aquí encontró una completa incomprensión; siendo ignorado por la critica literaria y rechazado por los editores. De forma prematura, murió en 1998 como escritor prestigioso en Francia y como tal, fue enterrado en su país de acogida en el cementerio de Montmartre, reservado a las grandes personalidades, junto a Emilio Zola, Dumas, Héctor Berlioz y Nijinski. 

Entre sus novelas destaca María República”, su obra más autobiográfica, como él mismo definió. María, la huérfana de padres fusilados, enterrados en fosas comunes, “…cadáveres que lleva en la tumba de su cabeza…”, mujer caída, con conciencia de su clase y de quienes son sus enemigos, perseguida y metida a puta para sobrevivir. En ella está presente también la imprescindible venganza: contatida de sífilis, María, víctima inocente de la Victoria, se servirá de su enfermedad como subversión al Régimen: contagiar a toda la burguesía de la ciudad es su objetivo; su obra destructora es que los criminales engendren hijos enfermos, castigados, torturados como sus víctimas.

“…Gerentes del futuro de la Patria, concesionarios de patentes extranjeras, promotores inmobiliarios, militares, comisarios de policía, obispos y demás, arrastrándose penosamente hacia lo más alto de la escala social al grito de ¡Viva Franco!. Todos contagiados por mi sífilis. Todos deformes. Una gusanera que irá invadiendo el país hasta emponzoñarlo por completo…”

Otras de sus obras más conocidas son la novela El cordero carnívoro”que fue ganadora del “Prix Hermès” 1975, galardón que concede Francia a la obra más destacada de la literatura marginal, yAna no”, su obra más internacionaltraducida en su momento a dieciséis idiomas, llevada al cine en 1985, con la que ganó el “Prix du Livre Inter” 1977, concedido por los lectores a la mejor novela del año, y galardonada con los prestigiosos premios literarios “Thyde Monnier” y “Roland Dorgelès”. Presenta a una mujer, Ana No, a quien el exilio no le permitió tener una identidad; la guerra y la dictadura fascista, despojándola de todo, la ha convertido en una negación absoluta. A sus 75 años, emprenderá un viaje andando, siguiendo el duro y hostil camino de la vía del tren, para antes de morir, abrazar lo único que le queda, un hijo preso en una cárcel del norte de España, acusado de pertenecer al Partido Comunista. Travesía en la que solo le acompañarán el recuerdo de sus muertos: un marido y dos hijos fusilados. 

Agustín Gómez Arcos fue un escritor digno, un raro especimen en la España del todo se vende y todo se compra, empezando por los propios principios, y cuya máxima expresión es la gran traición a las víctimas del fascismo que supuso la Transición, y la sociedad prostituida que dio lugar. Gómez Arcos jamás lo aceptó, y continuo exigiendo que se hiciera justicia, y por eso fue censurado y olvidado en su país. Escupió el brebaje de la farsa democrática que le dieron a beber, y jamás aceptó la imposiciòn de la monarquía contra la que tantos españoles dieron su vida y por la que miles siguen olvidados en fosas comunes; una monarquía que hoy sigue arrastrando el testigo del fascismo en la figura de Fernado VI de Franco.

Para terminar, compartimos un poema de Agustín Gómez Arcos que define bien su pensamiento y explica por qué jamás triunfó ni triunfara en la España de la dictadura sincera ni en la de la democracia simulada:

Imagina tus manos
y mis manos,
y las manos de todos,
su multitud de dedos
para contar los muertos de mi España
y poner la factura al Culpable.

Imagina mi boca
con tu boca
y las bocas de todos
su multitud de lenguas
para gritar venganza, no justicia,
que justicia no calma
los vencidos.

Imagina tus ojos
Y mis ojos
Y los ojos de todos
su multitud de horas
para buscar la culpa al Asesino
y mirarle la muerte
sin descanso.

Imagina la culpa
de su culpa,
su multitud de culpas,
la vejez
enterrada en el Valle de las Culpas
Valle de los Caídos
por mal nombre.

Imagina mi rabia
con tu rabia
y la rabia de todos
la multitud de rabias
para cargar fusiles y fusiles
y cargar corazones
y futuros.


Gómez Arcos Agustín
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...